Villa sufre una elongación muscular y será baja para jugar contra Liechtenstein

R. E. MADRID.

David Villa, que reapareció unos instantes con la selección el sábado ante Italia, sufrió ayer «una leve elongación en su musculatura aductora» en el entrenamiento, lo que le impedirá jugar ante Liechtenstein en el encuentro clasificatorio para el Mundial de Rusia de mañana martes(20.45 horas, TVE-1). El asturiano se desplazó al hospital de La Moraleja junto a los servicios médicos de la Federación Española para someterse a una resonancia magnética al finalizar el entrenamiento dirigido por Julen Lopetegui.

«Una vez valorada la evolución en las primeras horas de la elongación, se ha decidido que el jugador abandone la concentración y no viaje a Liechtenstein», indicó la RFEF a través de un comunicado. De este modo, el máximo goleador histórico del combinado nacional se pierde el que significaría su encuentro número 99 con la camiseta que volvió a lucir el sábado en el Bernabéu después de 38 meses. Además, el duelo ante Liechtenstein, en el que se perfilaba como titular, hubiera sido una gran ocasión para que ampliara su nómina de goles con La Roja, con 59, y una clasificación en la que figura como el líder histórico. Ganador de una Eurocopa y un Mundial, el público del Santiago Bernabéu reclamó su entrada en los instantes finales ante Italia (la demora del cambio casi le impide entrar en el choque) y, gracias a Lopetegui, Villa está a dos encuentros de ser centenario.

Fotos

Vídeos