Ramos defiende a Piqué y afirma que no hay que pitar a ningún futbolista

Los jugadores de la selección quieren centrar la concentración en el partido y evitar polémicas

RODRIGO ERRASTI MADRID.

España vuelve al Santiago Bernabéu seis años, seis meses y 22 días después de su último partido. Muchos de los futbolistas de la actual selección no han jugado con 'La Roja' en el estadio madridista. Otro han logrado triunfos importantes allí como visitante, como Gerard Piqué, en su caso con el Barcelona. Y el central catalán ya ha sido silbado en algunas ciudades, pese a defender la camiseta española.

Sergio Ramos pidió nada más llegar a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas que la afición presente en el estadio se olvide de colores y no mire a ningún jugador con otros ojos que no sean los de un aficionado que apoya a España sin fisuras. «Que no piten a nadie. Hay que respetar a los que defienden nuestro escudo y a nuestro país. Y Gerard es uno de ellos», recordó el capitán. «Si está a buen nivel tiene que estar aquí», zanjó Marc Bartra, amigo del central azulgrana. El grupo refuerza la idea del cuerpo técnico de centrar la concentración en el partido, evitando alimentar polémicas ajenas al césped, ya sean institucionales o referentes a otros clubes. En cualquier caso habrá que ver cómo reacciona el público. «Contra Italia va a ser el partido más importante. Jugamos en casa, en el Bernabéu, que espero que sea un fortín. Dependemos de nosotros para ser primeros de grupo», explicó Ramos. «Tenemos el Mundial a un paso y estoy seguro de que la gente nos va a dar todo su respaldo», declaró Isco.

Fotos

Vídeos