España vuelve a La Rosaleda: jugará el 11 de noviembre ante Costa Rica

La presencia de Isco será el gran aliciente en La Rosaleda. /Reuters
La presencia de Isco será el gran aliciente en La Rosaleda. / Reuters

Será el próximo encuentro de La Roja y el primero de los cuatro amistosos antes de concentrarse para el Mundial de Rusia

SERGIO CORTÉS y PEDRO LUIS ALONSOMálaga

La Roja regresa a La Rosaleda, estadio talismán cada vez que ha recibido al equipo nacional en los últimos años. Después de cerrar una clasificación brillante para el Mundial de Rusia esta misma semana, con nueve triunfos y un solo empate en su grupo, la selección española absoluta de fútbol jugará en Martiricos el primero de los cuatro amistosos que disputará antes de concentrarse cara a la fase final de este campeonato.

La Rosaleda ha ejercido de amuleto, pues las dos últimas visitas de la selección preludiaron sendos títulos

En concreto, el choque será el sábado 11 de noviembre y ante Costa Rica, otra de las selecciones con plaza asegurada en el Mundial (fue segunda en el hexagonal de la CONCACAF) y en sus filas hay tres jugadores de la Liga española, el guardameta del Real Madrid Keylor Navas, el medio centro del Deportivo Borges y el extremo del Betis Joel Campbell, pretendido este verano por Míchel para el Málaga.

El acuerdo, llevado con sigilo, se acaba de cerrar entre la Diputación Provincial de Málaga y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), con contratos ya rubricados. La selección tendrá cuatro ensayos antes de que se conozca la lista final de 23 jugadores de Lopetegui para Rusia. Además, del citado choque contra Costa Rica, España se desplazará hasta una de las sedes del próximo mundial, la ciudad rusa de San Petersburgo. Allí el día 14 de noviembre se medirá a los anfitriones del torneo, la selección de Rusia.

Últimas visitas de la selección

29 de febrero de 2012 (España, 5; Venezuela, 0)
Tres goles de Soldado, el gran protagonista, y uno de Iniesta y de Pedro. Los malaguistas Cazorla y Rondón, uno en cada bando, fueron titulares.
6 de febrero de 2008 (España, 1;_Francia, 0)
Un gol de Capdevila a diez minutos del final dio un triunfo de calidad ante un buen rival. Bojan, por un ataque de ansiedad, se quedó en el hotel y no debutó.

En la otra ventana, en marzo, hay fijado un duelo en Alemania el viernes 23 ante la vigente campeona mundial. Habrá otro choque el martes 27. Se especuló con un cruce con Brasil, que no se ha podido concretar, y la RFEF también trabaja para ofrecer un encuentro en el recién inaugurado Wanda Metropolitano, el estadio más moderno del país y donde juega sus partidos el Atlético de Madrid.

España ganó en sus tres últimos amistosos en La Rosaleda, y sin encajar goles. El último de ellos fue un contundente 5-0 a Venezuela el 29 de febrero de 2012 (en una fecha de año bisiesto), con claro protagonismo para Soldado, autor de un ‘hat trick’. Iniesta y Pedro marcaron los otros tantos, y hubo dos malaguistas titulares, uno por selección: Cazorla, con los pupilos de Del Bosque, que se preparaban para su triunfo en la Eurocopa de Polonia y Ucrania,y Rondón, en la vinotinto, en la que también actuó Rosales, que años después es un fijo con los blanquiazules. Hubo también una notable presencia de venezolanos en las gradas. Este choque fue preludio del título en la Eurocopa de Ucrania y Polonia.

Cita muy recordada

Muy recordado fue también el triunfo por la mínima ante Francia del 6 de febrero de 2008, cuando el debate en la selección lo ponía la ausencia de Raúl. Luis Aragonés había citado también a Bojan, que sufrió en el hotel (el Barceló Málaga) un ataque de ansiedad y no debutó finalmente. Capdevila anotó el tanto de la victoria en el minuto 80, y Casillas tuvo una gran actuación. Meses después los internacionales se adjudicaron la Eurocopa de Austria y Suiza. Más lejos en el tiempo queda el 2-0 a Finlandia del 30 de noviembre de 1994, aún sin la última remodelación en el recinto.

La presencia del local Isco, en gran estado de forma, uno de los alicientes del encuentro

La selección española de Lopetegui, invicta desde la llegada del vasco al equipo, aparece liderado curiosamente en la actualidad por un malagueño, el madridista Isco, que esta semana ha conocido también la buena nueva de su elección entre los 30 finalistas al Balón de Oro, de ‘France Football’. El benalmadense, tras unos años de alguna irregularidad, se ha consolidado como fijo en los onces de La Roja. La presencia constante de un malagueño en el equipo no se daba desde los tiempos de Fernando Hierro, a finales de los ochenta y comienzos de los noventa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos