Diario Sur

Entrevista

«Es un paso estar aquí, otro jugar y después asentarte»

vídeo

Ander Herrera posa en Las Rozas. / Isabel Permuy I R.C.

  • Ander Herrera, futbolista de la selección española

  • El centrocampista del Manchester United, que se califica «enfermo del fútbol», avisa de que Albania «es mucho más complicada de lo que parece»

  • «Ojalá podamos ganar y yo debutar, sería perfecto», desea

  • «Estoy tranquilo, con este seleccionador sé que las oportunidades van a ser las mismas para un jugador esté en España, Alemania, Italia o Inglaterra»

  • «La selección daba 25 o 30 toques casi en área rival. ¿Por qué iban a arriesgar chutando de fuera si podías meterla en la línea de gol?»

  • «Mourinho ha sorprendido para bien el día a día. Es, junto a Valverde y Luis Milla, uno de los entrenadores con los que más de acuerdo estoy en la forma de trabajar».

  • «Mourinho es un entrenador que deja mucha libertad al jugador para que el instinto salga»

  • «Por la tele intento variar entre Zaragoza, Athletic y nuestros rivales; a veces en mi casa es complicado, pero es inevitable, soy un enfermo del fútbol»

  • «Me jode mucho perder y en la época que me tocó vivir en el Zaragoza perdía más que ganaba, pero Bielsa me cambió para bien»

Ander Herrera (Bilbao, 1989) es un conversador innato. Piensa y se mueve deprisa, igual que en el campo. Reconoce que es un «enfermo del fútbol» y que puede pasar una tarde entera viendo partidos. La llegada de su hija Daniela ha variado sus hábitos, pero no se pierde los del Zaragoza, el Athletic y la selección española, sin olvidar los partidos de los equipos rivales. Charla animadamente, con naturalidad, sus respuestas son largas y sólo pierde el hilo cuando en algunas ocasiones le vienen palabras en inglés a su cabeza para hablar de fútbol. Tenía tantas ganas de acudir a la absoluta que cuando le llamaron apenas tardó 45 minutos en presentarse en Las Rozas. Sin botas, eso sí, porque estaba paseando por Madrid con su familia. Tuvieron que abrir la tienda del Santiago Bernabeú para conseguirle unas. Así siempre ha sido la vida de este bilbaíno de nacimiento, aragonés y zaragocista de corazón al que todos desde pequeño veían mucho más maduro que al resto.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de la selección?

Recuerdos tengo muchos, pero quizá el más claro es el de Corea y Japón por el dolor que nos causó a todos aunque yo ya era mayorcito. Era un momento en el que sentíamos que España podía hacer algo grande en un Mundial y aquel árbitro nos fastidió. Luego, por suerte, pudimos disfrutar poco después de la España campeona de Europa y después del mundo, que ese es el recuerdo que tenemos todos en la mente. Ahora tengo la oportunidad de estar aquí, me ha costado volver porque esta es la quinta temporada después del equipo olímpico. Estoy contentísimo, he peleado mucho por estar aquí. Sé que en los dos años de (Louis) van Gaal no tuve la continuidad que se exige para estar en la mejor selección del mundo. Ahora con Mourinho me siento bien, me está dando confianza en un puesto en el que no lo venía haciendo hasta ahora y tengo la posibilidad de jugar en un equipo top. Ahora soy yo el que debe demostrar que quiero seguir viniendo a la selección y me merezco seguir en el once del Manchester United.

¿Está cómodo en su nueva posición?

Es cierto que juego por delante de la defensa, quizá en un rol más defensivo que el otro acompañante, ya sea Paul o Fellaini. También he jugado más adelantado, en Copa, con Carrick por detrás. Creo que es importante aportar distintas soluciones al míster, en este caso Mourinho, que creo valora de mí la transición defensiva porque debemos recuperar la pelota en cuanto la perdemos como equipo grande que somos y me encuentro muy a gusto. Físicamente me encuentro bien y espero que las lesiones me respeten.

Además, usted aporta disparo de fuera del área, que es algo que cada vez escasea más en el fútbol.

Lo intento, sí. En Copa marqué y pegué en el poste, el otro día estuve cerca... Mourinho me invita a ello, es un entrenador que deja mucha libertad al jugador para que el instinto salga. Es verdad que luego hay que tener un orden defensivo, pero que dice que lo que el olfato nos diga en el campo lo intentemos.

Desde fuera, ¿no echaba de menos que la selección lo intentase más desde media distancia?

Es que con tanta calidad en el equipo eran capaces de meterse en la portería con él. Siempre digo que es fácil pasarte la pelota en tu campo. Lo difícil es hacerlo en campo rival y la selección daba 25 o 30 toques casi en área rival. ¿Por qué iban a arriesgar chutando de fuera si podías meterla en la línea de gol? Quizá puedo aportar eso yo ahora, pero Koke, Saúl, Isco, Juan (Mata) cuando viene, Nolito... Muchos también tienen un gran disparo y creo que mezclar ambas opciones es lo bueno.

Herrera celebra un gol con el United.

Herrera celebra un gol con el United. / Reuters

¿Ve a la gente algo más despegada tras el Mundial y la Eurocopa?

Es inevitable que, cuando ganas todo lo que juegas, luego la gente te diga que por qué no has ganado. La gente se acostumbra a lo bueno porque nos han hecho disfrutar muchísimo. Sabemos cómo funciona esto y debemos estar por encima de eso. Ahora lo que hay que hacer es saber que hay un cambio generacional pero que la calidad sigue estando, que el nivel es magnífico y hay jugadores que transmiten ese espíritu ganador como son Ramos, Iniesta, Busquets, Silva, Piqué o Reina, que han estado en esa selección que lo ha ganado todo. Somos un equipo al que se le va a exigir ganar todos los días y hay que lidiar con eso.

Ya ha cumplido sus sueños. ¿Cuáles le faltan?

Lo primero, debutar con la selección. Es un paso es estar aquí, otro jugar y después asentarte porque hay otros 20 de campo en la lista que quieren y pueden jugar y otros muchos que pueden venir. No soy de mirar mucho más allá, es un error. Poder jugar en la selección y después ganar al Liverpool al otro lunes. Así, progresivamente, no mirar muy lejos porque uno se puede confundir. Al reto del día siguiente.

En su club el reto es siempre jugar la Liga de Campeones pero para usted la Liga Europa creo que sería algo especial. ¿Ganarla sería quitarse la espina de la derrota en 2012 con el Athletic?

Joder (dice con naturalidad). Por supuesto (repite varias veces). Además, tenemos la obligación de pelear por ella. Somos el equipo más fuerte y el club más potente que hay en la Europa League ahora mismo. Hay que pelear por ella. Sé que nuestros aficionados están acostumbrados a la Champions League, pero yo también sé lo bonita que es la Europa League, que la gente se va a ir enganchando poco a poco. Si pasamos el grupo, donde hay Feyenoord y Fenerbahçe, que son históricos, caerán equipos de Champions que harán la competición más bonita y además el premio es grande: ganas un título europeo, juegas la Supercopa europea, te clasificas de modo directo para la Champions del año siguiente.... Es todo positivo porque además en esta competición puedes usar jugadores todas las semanas para que toda la plantilla, que es buena y compensada, esté involucrada y enchufada.

¿Siente que al irse fuera está menos en la cabeza del aficionado español? ¿Que tiene menos opciones de aparecer en las quinielas de las listas?

Es inevitable. El Madrid y el Barça mueven no sé si el 70% de la gente del país, luego otros muchos del Atlético y después hay muchos aficionados del resto de equipos de España. Es normal que miren más la liga española que la inglesa. Estoy tranquilo porque sé que el seleccionador no es así. He estado hablando con él, ha visto todos nuestros partidos y sabe perfectamente lo que estamos jugando, lo que estamos dejando de jugar y cómo lo estamos haciendo. Por ese lado estoy tranquilo, las oportunidades van a ser las mismas para un jugador esté en España, Alemania, Italia o Inglaterra.

¿Se le hace raro ser casi un desconocido en España y una estrella mediática en gran parte del mundo?

Sí, sorprende pero es lo que hay. Juegas en el Manchester United, que quizá es el equipo que tiene más aficionados a lo largo del mundo, pero en España no. Es lo que hay. Creo que hay una peña en España, en Cataluña si no me equivoco. Sabemos lo que mueve el Real Madrid y Barcelona, lo que mueve el Manchester United a lo largo del mundo y que en Asia hay muchos más aficionados nuestros que del Barça o Madrid y que en América quizá también. En Europa, o mejor dicho en España en particular, ellos son más potentes.

Herrera (i) habla con Mourinho.

Herrera (i) habla con Mourinho. / Reuters

¿Es Albania más peligrosa de lo que parece?

Sí. Creo que jugué contra Albania unos Juegos del Mediterráneo sub-20 en Italia, en Pescara. Era la generación que iba despuntando. Ellos hicieron no sólo una buena Euro, sino que llegaron tras una gran fase de clasificación sin perder en el doble partido ante Portugal. Ahora mismo juegan los mejores de cada país y que juegan en algunas de las mejores ligas europeas. En esos partidos, a medida que pasa el tiempo, más difícil se te van poniendo los partidos. Yo hago la similitud, salvando las distancias, con los de la FA Cup o la Copa de la Liga (EFL). Juegas con equipos de Championship (segunda división inglesa) o League One (equivalente a Segunda B), ellos juegan con el reloj. Si no has marcado en los primeros 15 minutos ya es un triunfo para ellos, si a la media tampoco es otro triunfo y se van haciendo grandes a medida que pasa el tiempo y tú no has marcado. Esto nos lo explicó muy bien Mourinho el día de la EFL y por eso salimos también ese día. Si el primer tiempo acaba 0-0 o incluso 0-1 ellos se agrandan y te complican el partido. Esto es más complicado aún porque es una fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 y todo el mundo quiere estar.

Menciona a Mourinho en varias ocasiones. ¿Le ha sorprendido algo de él?

Me ha sorprendido para bien el día a día. Estoy disfrutando muchísimo. Creo que es, junto a Ernesto Valverde y Luis Milla, uno de los entrenadores con los que más de acuerdo estoy en la forma de trabajar. A mí también me gusta mucho entrenar, para mí el futbolista no lo es sólo el fin de semana o los días de partido. A mí me gusta disfrutar de mi profesión día a día y Mourinho tiene entrenamientos muy dinámicos variamos mucho lo táctico con lo técnico y lo competitivo, no permite ejercicios muy largos con los que pierdas la concentración. Eso te hace estar en alerta. Si un día soy entrenador, que aunque mucha gente me dice que me ve siéndolo yo creo que es una labor muy complicada, uno de los libros que seguiré bastante es el de Mourinho porque me gusta la forma de entrenar.

¿Cambia tanto como se le ve desde fuera a como es con ustedes?

La gente desde fuera le ve muy competitivo y ganador, que le duele mucho la derrota. Nosotros le vemos igual, es así. Lo que pasa es que en el trato personal es muy normal. Sé lo que es ser entrenador o jugador de Real Madrid o Barcelona, por eso admiro tanto a Ramos, a Iniesta y a otros jugadores que han estado tanto tiempo en equipos fuertes. Aguantar esa presión a diario.... Todo el mundo es de esos equipos, todo el mundo opina, todo el mundo sabe quién tiene que jugar y quién no... Esto en Inglaterra, tanto por el idioma como por el día a día que estamos más alejados de la prensa y además hay menos programas de fútbol y tal, es distinto. Estás más alejado de ello. Es duro y tiene mucho mérito ser un jugador o entrenador de Barcelona, Real Madrid e incluso Atlético por el día a día. Eres español, no lo sufres pero al final te acaba afectando porque toda tu familia ve la prensa, la televisión... y en Inglaterra pues los míos se enteran menos de lo que pasa. Nosotros estamos más aislados del ruido mediático.

Usted que sigue tanto fútbol, ¿qué es lo que más se ve?

Yo lo primero que veo son mis rivales y el siguiente que más veo es al Zaragoza. Y luego, al Athletic. Intento variar entre Zaragoza, Athletic y rivales nuestros. A veces en mi casa es complicado, pero es inevitable. Soy del Zaragoza, lo voy a ser siempre.

¿Se asusta su hija cuando le grita a la tele?

Soy un poco enfermo, siempre me lo dice Juan (Mata, con el que suele ver los partidos en Mánchester), pero no lo puedo evitar. Siento el fútbol así, me gusta el fútbol. Siento el Zaragoza como parte mía y el Athletic pues evidentemente por toda la gente a la que tengo cariño y lo agradecido que estoy al Athletic como entidad pues también le deseo lo mejor. Me gusta ver fútbol, soy así. Sé que en ocasiones mi novia (Isabel) y mi hija (Daniela) en el futuro me lo echarán en cara pero es inevitable, lo siento así.

Herrera, durante un entrenamiento con España.

Herrera, durante un entrenamiento con España. / EFE

Dice que no se ve de entrenador, pero quizá entonces podría ser un gran ojeador. ¿Se ve más ahí?

Pues mira, eso te aleja un poquito más de la presión pero también es difícil. Tienes que dar en el clavo, con la cantidad de fallos que cometen los ojeadores y directores deportivos... Quizá mi futuro esté más ligado a las categorías inferiores, que hay menos presión y es más gratificante. Ves a un chico que has conocido de pequeño, que crece a tu lado y se convierte en un jugador importante. Pero que no lo sé...

¿Y cuánto ha cambiado Ander respecto al niño que era capitán en el torneo de Brunete?

Poco. Juan (Mata) siempre me dice que era odioso en el campo, pero es que me jode mucho perder y en la época que me tocó vivir en el Zaragoza perdía más que ganaba. Al final por suerte un año ascendí y luego nos salvamos dos veces de bajar. Cuando uno está en esas situaciones peleando por el descenso saca lo peor de uno mismo. Bielsa me cambió para bien.

Muchos de sus compañeros destacan su carácter ganador. ¿Lo tiene?

Eso dicen (ríe). Sí, creo que se puede jugar bien o mal porque un día te levantas con los pies mal y juegas mal. Pero hay que ir a ganar, pelear cada balón... Así pienso yo, así lo siente y así lo voy a sentir siempre.

Y así saldrá en Albania.

Ojalá ganemos y pueda debutar, sería perfecto.