«Al Real Madrid nunca se le puede dar por muerto»

«No se puede ser tremendista y lo digo con conocimiento de causa», afirmó elegante Valverde sobre el planteamiento hecho por Zidane

I. T. MADRID.

Ernesto Valverde fue humilde y respetuoso con el rival en la victoria, del mismo modo que trató de no deprimirse tras la derrota de su Barça ante el Real Madrid en la Supercopa. «No he ganado ninguna batalla táctica. Esto es un juego de detalles y no hay que ser tremendistas, lo digo con conocimiento de causa. Intentamos que las estadísticas del juego nos beneficien, pero nada más», subrayó.«No está sentenciada la Liga. No ha terminado aún la primera vuelta y no nos fijamos mucho en la ventaja que tenemos aunque sea importante. Pensamos en nuestros partidos, en mejorar y en seguir hacia adelante», insistió. «Nuestra intención es que no nos gane nadie, pero conseguir puntos es muy costoso y se pierden a toda pastilla», añadió.

No quiso criticar la alineación de Kovacic porque recordó que «no tengo los datos para analizar a los rivales. Siempre los temo por sus cualidades y a Kovacic le tengo por un gran jugador que fue determinante en la Supercopa con su marcaje individual a Messi». Rechazó que el choque respondiera a su guión previsto. «Nunca sabemos de antemano lo que puede ocurrir o hacer el adversario, aunque sí hablamos de sus variantes. Y sabemos que al Madrid nunca se le puede dar por muerto, ya que incluso con diez ha tenido más ocasiones que con once».

'Txingurri', que destacó a Paulinho, Ter Stegen y Vermaelen, reconoció que «el Madrid le dificultó al Barça con una presión muy alta en la primera parte que a la hora de sacar el balón era casi un uno contra uno. El partido estuvo entonces muy cerrado y sin dueño pero era cuestión de perseverar para tener más dominio. El desgaste físico también pasa factura», remarcó, negando que el Madrid retrocediera de forma intencionada tras el descanso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos