El Real Madrid inicia su maratón con viento de cola

Reafirmado por su victoria ante el PSG, Zidane se agarra a la pujanza de futbolistas como Nacho, Asensio o Lucas en Heliópolis

ÓSCAR BELLOT MADRID.

El Real Madrid visita al Betis con la esperanza de que la victoria del miércoles ante el París Saint-Germain sirva de impulso cara al intenso calendario liguero que le aguarda antes de rendir visita al conjunto francés el 6 de marzo. Cinco choques habrán de afrontar los blancos como preludio de ese crucial encuentro, cuatro en apenas diez días y sólo uno en el Santiago Bernabéu. Un exigente maratón que tiene su primera parada en el Benito Villamarín, donde le aguarda un rival crecido tras sumar dos victorias consecutivas ante Villarreal y Deportivo.

El triunfo ante el PSG ha reafirmado a Zidane, cuya apuesta por el 4-4-2 en detrimento de la hasta esta semana innegociable 'BBC' salió redonda, gracias sobre todo a la inclusión de Asensio y Lucas Vázquez en la recta final. El abrazo de Marcelo al técnico tras el tanto del brasileño que cerró el marcador ratificó además el respaldo de los pesos pesados del vestuario al preparador. Sólo el enfado de Bale con su suplencia puso una nota discordante.

El galés, que sólo ha sido titular en seis de los once partidos que ha jugado desde que regresó de su última lesión y que no ha completado ninguno íntegro, volverá al once ante el Betis. Autor de seis tantos en esos choques, sigue siendo uno de los baluartes más desequilibrantes a disposición de Zidane, que insistió la víspera del encuentro en que confía en toda su plantilla y que va a necesitar «a todos» dado lo apretado del calendario. «Nos hubiera gustado tener un día más para preparar el partido del Betis, no pudo ser, pero saldrá un equipo que yo considero competitivo», avanzó el francés, que no quiso pronunciarse sobre su futuro más allá de reconocer que hay más desgaste en el banquillo del Real Madrid «que en otros sitios».

Con la baja de Kroos por un esguince de rodilla y Vallejo apurando aún los plazos para regresar al equipo, el encuentro ante el Betis se perfila como una buena oportunidad para dar descanso a Varane, cuyo puesto en el eje de la zaga ocuparía Nacho. Carvajal, ausente ante el PSG por sanción, regresará al lateral derecho. Asensio y Lucas Vázquez podrían tener una nueva oportunidad tras lucirse en la Champions, dejando al discutido Benzema en el banquillo.

El desborde del gallego y del balear podría ayudar a abrir vías de agua en un Betis cuyo técnico, Quique Setién, le tiene tomada la medida a Zidane. El cántabro tiene las bajas de Feddal y Sanabria, y recupera al lateral Barragán, que cumplió sanción ante el Deportivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos