El Palo no sabe cerrar el partido y recibe el gol del empate en el minuto 90

JUAN RAMÓN PADILLA

málaga. Antelo silenció el Nuevo San Ignacio en el descuento, todo un clásico que marque un gol un ex a su antiguo equipo. Además, dejó su rol de defensa, y remató, con chilena incluida, como un atacante, dejando a medias todo el esfuerzo y el domino de El Palo en el resto del partido. Buscaban los locales su tercer triunfo consecutivo que le hubiese acercado más al cuarto puesto, mínimo objetivo cuando confeccionaron la plantilla. El Palo no rehusó el dominio del esférico, controlaba el juego, pero no desbordaba ante un Mancha Real sólido y contundente atrás. La lesión del zaguero Sergio Castillo, hizo trastocar los planes del técnico Funes, que tuvo que introducir a Barrera.

Los jienenses, otros de los aspirantes pero con un mal inicio liguero, iban a asustar con los remates de Eu y Pedrito. La ocasión más clara para los malagueños fue un remate de Juanillo. Precisamente este jugador y su hermano iban a ser protagonistas nada más iniciarse la segunda parte.

El menor de los Galdeano perdona el 1-0, y el mayor lograba marcar de penalti en el minuto 55. Ahora tocaba controlar y rematar el partido, pero eso a veces es lo más complicado. Y es que Vela, un minuto más tarde envió el balón a la madera, y Juanillo, otra vez más, no tenía su tarde para finiquitar el duelo. Parecía claro que la ocasión visitante podía llegar, y lo hizo de la forma más cruel, dejando un punto en San Ignacio que supo a poco. El pitido final confirmó que El Palo no termina de cerrar los partidos en casa, y en ocho compromisos como locales han dejado ya escapar 9 puntos, demasiados para el fortín del San Ignacio.

Fotos

Vídeos