Neymar regresa a España antes de su previsible viaje a París

Neymar, en Shanghái. :: REUTERS

El delantero brasileño está citado por el Barça para incorporarse hoy a los entrenamientos con el resto del equipo

DANIEL PANERO

MADRId. Neymar sigue siendo un día más el nombre del mercado. El futbolista brasileño tiene en vilo al Barcelona y al PSG desde que abandonara la concentración del equipo culé el pasado sábado para atender compromisos comerciales. Se marchó a China, pasó por Dubai y por último hizo ayer un giro inesperado para regresar a España, quién sabe si con su futuro ya resuelto. En la ciudad condal tendrá dos opciones: incorporarse a la disciplina de Ernesto Valverde, para la que está citado hoy, o despedirse de forma definitiva de sus compañeros antes de viajar a París a firmar su nuevo contrato.

El runrún continúa. Todo hacía indicar que la escala de Neymar en Dubai -el propio futbolista subió una imagen a su perfil en las redes sociales- tenía como objeto desplazarse a Doha para pasar el pertinente reconocimiento médico con el París Saint-Germain. No fue así. El brasileño no quiere declararse en rebeldía y, a la espera de que se resuelva su futuro, viajó a España para incorporarse a la disciplina del conjunto azulgrana.

La llegada de Neymar a Barcelona podría ser una simple escala antes de llegar a París, pero también una espera. Marcelo Bechler, periodista brasileño que anunció el acuerdo con el PSG el 18 de julio, asegura que el jugador regresa a Barcelona con la idea de incorporarse al conjunto de Ernesto Valverde y hacer «una vida normal hasta que todo esté concluido».

Mientras tanto, todas las señales apuntan a la marcha de Neymar al PSG. El Barcelona congeló ayer una prima de 26 millones de euros al padre del jugador por la renovación firmada el pasado año hasta 2021. En Francia aseguran, además, que el club parisino ya habría acelerado los acuerdos pertinentespara realizar la presentación del astro brasileño frente a la Torre Eiffel, un recibimiento a la altura de los 222 millones de euros que costaría el fichaje más caro de la historia.

El Barcelona, por su parte, no quiere que la marcha de Neymar le pille con el paso cambiado y ha comenzado a trabajar en posibles sustitutos que renueven la ilusión tras un verano en el que las calabazas han sido constantes. Verratti y Paulinho fueron las primeras intentonas de la directiva de Josep Maria Bartomeu. Ahora se busca un remplazo para el extremo izquierdo. Ousmane Dembélé, Philippe Coutinho y Antoine Griezmann son los que cuentan con más papeletas.

Las negociaciones por el futbolista brasileño del Barcelona están avanzadas y el Liverpool podría tasar al jugador en 100 millones de euros, según afirma 'Mundo Deportivo', mientras que el Atlético de Madrid se ceñiría a una cifra incluso superior, la que marca la cláusula de rescisión del ex de la Real Sociedad.

Fotos

Vídeos