Diario Sur

Fútbol

Acusan a la FIFA por permitir la «esclavitud moderna» para Catar 2022

Una construcción catarí.
Una construcción catarí. / Reuters
  • Un bangladesí reclama 10.000 euros a la organización por no usar su influencia para garantizar condiciones justas a los trabajadores

Las difíciles condiciones laborales con las que viven los trabajadores en Catar pueden terminar por salpicar a la Asociación Internacional de Federaciones de Fútbol (FIFA). Nadim Shariful Alam, un bangladesí de 21 años, ha logrado el apoyo de la Federación Neerlandesa de Sindicatos (FNV) para reclamar a la organización su responsabilidad en la situación de los empleados en las construcciones para el Mundial de Catar 2022.

El aisático, de 21 años, llegó al país de Oriente Medio y tuvo que pagar 3.500 euros a un reclutador para poder trabajar bajo el regimen de 'kafala' que rige para los extranjeros en Catar. Ahora, Alam reclama 10.000 euros como compensación a la FIFA porque no tomaron ninguna iniciativa al conocer la situación.

«Los trabajadores como Nadim son atraídos a Catar con historias tentadoras y ahora trabajar como esclavos modernos para los superricos catarís», explicó Ruud Baars, portavoz de FNV, el grupo encargado de defender al trabajador. «La FIFA tiene que aceptar su responsabilidad y terminar con la explotación de los trabajadores», insistió la víctima al iniciar una demanda legal.

Según varios organismos internacionales, casi el 90% de los dos millones y medio de habitantes en Catar son trabajadores en un sistema que rebaja sus condiciones laborales. Ante el deterioro de la imagen, el gobierno estatal ha emprendido varias campañas de promoción y ha prometido mejoras. La FIFA no ha respondido públicamente a la demanda de Nadim, pero en abril el nuevo secretario general, Gianni Infantino, anunció: «Asumiremos con seriedad nuestra responsabilidad y nos comprometemos a asumir nuestra parte».