Escándalo en el fútbol español

Galán se personará como acusación y Maté será el referente en la transición

Ángel María Villar. / Foto: Juan Medina (Reuters) | Vídeo: Atlas

El presidente de la Federación de Castilla y León ya dirigió la Comisión Gestora de la FEF antes de las últimas elecciones

COLPISAMADRID

Nunca se ha escondido a la hora de denunciar las prácticas de la Federación Española de Fútbol y ahora que el hombre que ha regido con puño de hierro el organismo durante 29 años afronta sus días más oscuros, vuelve a dar un paso al frente. Miguel Galán, presidente del Centro Nacional de Entrenadores de Fútbol (CENAFE) y antiguo aspirante a protagonizar el descabalgamiento de Ángel María Villar, anunció este jueves que se personará como acusación particular en la denominada 'operación Soule' y que promoverá una moción de censura contra el dirigente si no dimite.

Más información

«Nos vamos a personar como acusación particular. Creemos que somos parte perjudicada dado que debido a todas estas cosas tuve que retirar mi candidatura. Respetando la presunción de inocencia creo que esto debe generar un punto de inflexión en la sociedad deportiva española», remarcó Galán.

El excandidato a la presidencia de la FEF acudió a la Audiencia Nacional, donde el juez Santiago Pedraz tomó declaración a Ángel María Villar, a su hijo Gorka, al vicepresidente de la FEF y presidente de la federación tinerfeña, Juan Padrón, y al secretario general de esta última, Ramón Hernández, los cuatro detenidos el pasado martes por presuntos delitos de administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares y falsedad documental.

Galán expresó su deseo de que Villar dimita «de motu proprio» pero se puso en guardia ante la posibilidad de que el mandatario trate de aferrarse al cargo que ostenta desde 1988. De ser así, Galán advirtió que promoverá una moción de censura para acabar con lo que describió como una «dictadura». «No le deseo la cárcel, sólo la regeneración política deportiva de este país», señaló en referencia a su denostado adversario.

Galán fue el primero en anunciar su intención de concurrir a las elecciones a la presidencia de la FEF que se celebraron el pasado 22 de mayo, pero claudicó a finales de marzo al considerar que no se daban las condiciones que garantizasen una resolución democrática de las mismas. Dio un paso atrás con la intención de no perjudicar al candidato que aparecía con más opciones de tumbar a Villar, Jorge Pérez, que finalmente tampoco pudo concurrir a los comicios al no ser atendidas sus demandas de paralizar el proceso por presuntas irregularidades detectadas principalmente en el voto por correo.

Regeneración

Sobre esas denuncias abundó este jueves Galán al insistir en la necesidad de llevar a cabo «una transición democrática en la Federación». «Hemos vivido en una dictadura pura y dura. Yo lo he vivido en mis carnes, en lo personal y lo profesional», adujo el presidente de CENAFE, que exigió unos comicios sin sombra de duda. «Que se convoquen unas elecciones donde acudamos libremente yo, Jorge Pérez, Luis Rubiales, Marcelino Maté... unas elecciones, limpias no como las que acaban de pasar, en las que ya sabéis que el voto por correo ha sido irregular y está impugnado en el contencioso administrativo», remachó.

Por el momento, ni Pérez ni Rubiales, presidente de la AFE, han movido ficha. Maté, presidente de la Federación de Castilla y León, será el referente de la FEF en la transición que vivirá este organismo tras el auto dictado por el juez que manda a la cárcel a Villar. Ya estuvo al frente de la Comisión Gestora de la FEF, antes de las últimas elecciones, que ganó Villar.

Fotos

Vídeos