Mide su evolución ante la campeona

Varios internacionales participan en distintos rondos durante la sesión de entrenamiento previa de ayer en Düsseldorf. :: EFE/
Varios internacionales participan en distintos rondos durante la sesión de entrenamiento previa de ayer en Düsseldorf. :: EFE

Sólo 7 jugadores siguen con la España de Lopetegui respecto al último duelo

RODRIGO ERRASTI

«España dominó el fútbol mundial entre 2008 y 2012 con un juego exquisito, el famoso 'tiki-taka'. Ahora juegan a otra cosa, distinto. Han cambiado de identidad. Arriba tienen un delantero fuerte y alto, siguen con grandes creadores en el centro del campo, pero ahora son más directos. Han cambiado un poco de elaboración por un poco de contundencia. Es uno de los favoritos claros, junto con Alemania, Brasil y algún otro, para el próximo Mundial». Esa reflexión la hace Toni Kroos, que decidió el último duelo entre españoles y alemanes justo después del Mundial de Brasil con un zapatazo que se le escapó de las manos a Kiko Casilla, que aquel día defendía la meta en los últimos minutos del encuentro en Balaídos. De todos los convocados aquel día por Del Bosque sólo repiten en esta lista de Julen Lopetegui siete: Piqué, Azpilicueta, Ramos, Isco, De Gea, Alba y Koke. De ellos, sólo los cuatro primeros tuvieron minutos aquella lluviosa noche de noviembre en Vigo.

Lopetegui, que no conoce la derrota en los 16 partidos (12 victorias y 4 empates) con la absoluta, quiere medir a sus futbolistas en duelos de alto nivel. «Es interesante para ver nuestra respuesta. La exigencia debe existir y siempre vas a sacar conclusiones». Una de ellas será ver cómo puede reemplazar Sergio Busquets, ahora lesionado, y en principio repetirá con Saúl aunque seguro que dará minutos a Rodri, considerado el más parecido al azulgrana en esa posición. Es duda Gerard Piqué, que no ha entrenado por una gripe. «El momento más feliz de mi vida fue ganar el Mundial con España», recordó el central ayer.

Una de las cosas que buscaba encontrar en 2014 España era su delantero titular, tras marchitarse Villa y Torres, pero ahora con Lopetegui al menos eso sí tiene claro: es Diego Costa. Cuando ha estado disponible siempre ha sido el delantero centro de referencia y ha respondido con seis goles. Ante Italia no estaba disponible y el selección optó por jugar sin referencia pero con muchos centrocampistas creativos con llegada (Iniesta, Silva, Isco y Asensio). Triunfó el técnico con un 3-0 que dejó el billete asegurado. El punta del Atlético tratará de demostrar sus galones mientras que Aspas, con 3 goles en siete convocatorias, y Rodrigo, de 27 años y autor de un gol en tres convocatorias, quieren refrendar su buena forma para no perder el sitio ante un Morata que marcó hace unos días su primer gol en 2018.

A por el récord sin perder

Los españoles se miden a un rival al que sólo han ganado una vez en suelo alemán, y fue en 1935. Si los hombres de Joachim Löw no pierden ante España y Brasil sumarán 23 encuentros consecutivos sin conocer la derrota, igualando la marca de 1981 con Jupp Derwall, aunque el récord mundial lo tienen España y Brasil con 35 encuentros. «Nos lo tomamos muy en serio. Queremos el récord», asegura Müller, que destaca la importancia para la motivación de la 'Nationalmannschaft'.

Ganadora de la Confederaciones con un equipo en el que no estaban 20 de los 23 campeones del mundo en Brasil, Alemania sigue demostrando su fortaleza desde que Löw se hizo cargo del equipo virando del estilo 'panzer' alemán, basado el juego físico, hacia el toque y la táctica. Curiosamente sólo se mantiene Mario Gómez de la final de 2008 en Viena, mientras que en España hay cuatro supervivientes: Silva, Iniesta, Ramos y Reina, que estará en el banquillo como en 2008.

Neuer, que se recupera de una lesión, deja la puerta abierta a que Ter-Stegen defienda la portería en el Esprit Arena de Dusseldorf. «En Rusia es imposible un cruce entre Alemania y España antes de semifinales. Ya sería una gran noticia que ambas selecciones nos encontráramos a un sólo partido de la final. Pero hay que ir poco a poco. El Mundial es muy complicado», recordó Kroos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos