El Malagueño se impone en el derbi al Vélez con buen juego y acierto goleador

Los malaguistas celebran un gol. :: francis silva/
Los malaguistas celebran un gol. :: francis silva

Jack Harper abrió la lata y, tras llegar al descanso con 2-0, la segunda parte fue muy cómoda para los pupilos de Dely Valdés

EMILIO MORALES MÁLAGA.

No es que el Atlético Malagueño estuviese sumido en una crisis, ni mucho menos, pero sí que necesitaba una victoria contundente en un partido contra un buen rival que reforzarse la decisión del cambio de técnico, que todavía deja murmullos en la grada del campo de la Federación Malagueña, pese a que sucedió hace más de un mes. No obstante, ayer el filial malaguista sí dio la imagen que le gusta a la hinchada, que llegaba después de la desilusión del primer equipo con ganas de ver fútbol, goles y, sobre todo, victoria.

3 MALAGUEÑO

0 VÉLEZ

Atlético Malagueño
Kellyan; Iván, Alberto, Ian Soler, Sergio Chica (Abqar, min. 62); David Ramos (Hicham, min. 83), Deco, Maty (Clavería, min. 59), Jack Harper, Altamirano y Jaime Moreno.
Vélez
Iván; Lasly, Javi (Dani González, min. 69), Damián, Nacho; Arturo, Popo, Javi (Vergara, min. 59), Joselillo, Cazorla y Emilio Guerra (Zule, min. 59).
Goles
1-0, min. 36: Jack Harper. 2-0, min. 42: Sergio Chica. 3-0, min. 64: Altamirano.
Árbitro
Fernández Mora (granadino). Amarilla a los locales Maty, Jaime Moreno, Alberto, Hicham y Deco, y los visitantes Nacho, Iván, Javi y Popo. Roja a Lucas Cazorla, el entrenador visitante.
Campo
Unos 250 espectadores en el campo central de las instalaciones de la Federación Malagueña de Fútbol.

La tuvo con el Vélez como víctima de un derbi que tuvo como protagonista a hombres que necesitaban un encuentro de estas características para coger confianza cara a la parte más importante de la temporada, y pareció que de una vez por todas el Malagueño quiere sacar todo el partido de la calidad que atesora en sus jugadores.

Mucha posesión

Pasemos a lo estrictamente deportivo. El cuadro blanquiazul tuvo la pelota durante gran parte del encuentro, aunque fue en la final de la primera parte donde estuvo el nudo del encuentro. En el minuto 36, Jack Harper, un jugador con mucha clase que aún tiene margen de mejora y proyección, abrió la lata que cambiaría la disposición del encuentro, y mucho más aún cuando solamente cinco minutos después el zaguero Sergio Chica ampliaba distancias en el luminoso con un testarazo imposible para el guardameta visitante.

Irse al descanso con una ventaja de dos goles relajó -para bien- la tensión de los jugadores locales, que se desquitaron y pudieron monopolizar el juego como acostumbran cuando juegan en casa. Sin prisas. Fue durante estos momentos cuando Jaime Moreno y Altamirano se podían mover entre líneas con comodidad, encontrar espacios y ser letales en un partido que comenzó a ponerse duro y llenarse de tarjetas amarillas para los dos equipos. El tercer gol tuvo como protagonistas a los dos jugadores acabados de mencionar. Jaime Moreno dio el pase, la puso a placer ,y Altamirano cerró el partido con sangre fría. Un 3-0 que los consolida como líderes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos