El Madrid, a reconciliarse en el Bernabéu

Cristiano Ronaldo, sonriente durante el entrenamiento de ayer en Valdebebas. :: rodrigo jiménez. efe/
Cristiano Ronaldo, sonriente durante el entrenamiento de ayer en Valdebebas. :: rodrigo jiménez. efe

El conjunto blanco, sin Keylor Navas, Carvajal, Kovacic ni Bale, no puede permitirse más tropiezos en casa si quiere seguir el ritmo de sus rivales en la lucha por el título liguero

JULIÁN ALÍA

madrid. El Real Madrid busca poner fin, y de una vez por todas, a la mala racha que arrastra en su propio estadio, donde en cuatro partidos de Liga solo ha sido capaz de conseguir cinco puntos. Lo hará con Benzema como punta, tras la defensa que hizo sobre él su entrenador y compatriota, Zidane, en rueda de prensa.

Las palabras del exfutbolista inglés Gary Lineker, que considera que el delantero madridista está «sobrevalorado», no sentaron nada bien al técnico blanco, que declaró que eran «una verguenza» y también que confía plenamente en su delantero y las facultades que engloba más allá de su acierto de cara a puerta. Y es que Benzema, que anotó la jornada anterior en el Coliseum ante el Getafe, pero no se mostró acertado entre semana ante el Tottenham, nunca se ha mantenido ajeno a la crítica desde que dejó el Olympique de Lyon rumbo a la capital española.

El francés buscará frente al Eibar mejorar el registro goleador con el que cuenta en la presenta campaña, con dos goles (al Getafe en la Liga y al Barcelona en la Supercopa) en casi 600 minutos, el mismo promedio que Isco (tres goles en casi 900 minutos) y peor que los de Bale (tres en 719), Asensio (cuatro en 724), y Dani Ceballos (dos en 111) que se encontró con un doblete ante el Alavés y, por descontado, Cristiano Ronaldo (siete en 661).

Zidane defendió a Benzema, del que Lineker comentó que está «sobrevalorado»

Como ya ocurrió ante el Getafe, aunque no el martes en la Champions, no podrá participar en el encuentro el guardameta Keylor Navas, que dejará su lugar a Casilla, sumándose a los habituales Bale, Kovacic y Carvajal, cuya baja y los problemas físicos de Varane obligarán a Zidane a reorganizar una defensa en la que Achraf ya ha disputado tres partidos a pesar de no haber cumplido todavía los 19 años.

Más allá de la polémica generada por Lineker con Benzema, el técnico blanco quitó hierro a la desventaja de cinco puntos con la que sigue el Real Madrid respecto al líder de la Liga, el Barcelona. «Cuando ves los resultados que hicimos hasta ahora no estamos mal, se puede mejorar y lo intentamos, es lo que queremos, pero estamos a cinco puntos del líder, primeros en Champions y tenemos ya dos trofeos. No sé si la gente se ha olvidado ya de eso, nosotros no. Vamos a jugar uno más en diciembre y hasta el final de la temporada tendremos Liga, Champions y Copa del Rey. Estamos en el buen camino, no hay que preocuparse más de la cuenta», dijo.

«No estamos preocupados»

«La sensación de mucha gente es que estamos más cómodos fuera pero a nosotros nos gusta jugar en el Bernabéu. Es verdad que si miras los resultados últimamente podemos decir que no es lo esperado, pero no estamos preocupados. Seguro que los rivales nos vigilan mejor pero esto acaba de empezar. Sabemos que a balón parado vamos a lograr cosas importantes seguro. Tenemos lesiones, no marcamos a balón parado, no metemos suficientes goles para las ocasiones que creamos, pero tranquilidad. Nosotros la vamos a tener porque hay muchas cosas positivas dentro de lo negativo que me preguntáis», argumentó también sobre la sequía de goles reciente en el Santiago Bernabéu y las peores actuaciones de su equipo allí.

Por su parte, el Eibar, que acumula siete puntos en ocho jornadas y arrancó el fin de semana fuera de la zona de descenso, llega tras cuatro partidos sin ganar. Las tres derrotas y el empate a cero en el último encuentro frente al Deportivo en Ipurua lo sitúan en una posición muy delicada, que podría enviarlo a la zona roja de la tabla tras una jornada tan complicada. Además, hoy no podrá contar con Ramis, que volvió a lesionarse.

El conjunto armero, que solo ha conseguido anotar tres goles, logró sacar adelante los triunfos frente al Málaga y al Leganés. Sin embargo, los diecisiete encajados le han costado duras derrotas ante el Barcelona, el Sevilla, el Villarreal y el Celta, quienes lo superaron por más de tres tantos de diferencia. Asimismo, el conjunto dirigido por Mendilibar tampoco fue capaz de puntuar frente al cuestionado Athletic (0-1).

Fotos

Vídeos