El Madrid mide las dudas del Barcelona

La ida de la Supercopa de España acoge el primer clásico oficial de la temporada, marcado por la salida de Neymar y los éxitos blancos recientes

RODRIGO ERRASTI

madrid. Es el título menos importante... cuando se pierde. La Supercopa de España habitualmente no sirve para cambiar el veredicto de una campaña ya que al final del ejercicio pocas veces tiene valor si no se acompaña por otros torneos. Es la que redondea el pastel, la que le quitó Ernesto Valverde con el Athletic a Luis Enrique para hacer un 'sextete' en 2015 al que ahora aspira Zinedine Zidane. Y es que el Real Madrid llega henchido tras conseguir la Supercopa de Europa, dispuesto a hacerse con el segundo de los tres títulos que juega antes de que termine un 2017 en el que ganó la Liga y la Champions. Podría cerrar el año con cinco títulos, pero los más optimistas sueñan con lograr todos los que se disputan en el ejercicio 17-18. Un reto mayúsculo, sobre todo porque para alzarse con el segundo deberá superar a doble partido al Barcelona, que sigue siendo el histórico ogro blanco.

El último precedente, aunque fue un amistoso en Miami, se resolvió con victoria azulgrana a finales de junio (3-2). Entonces jugó Neymar, cuya salida ha generado aún dudas en un club que no para de recibir calabazas a las propuestas que realiza con los 222 millones recibidos para conseguir una estrella que minimice la salida del brasileño al PSG. Su baja ha eclipsado la buena pretemporada del proyecto de Valverde con victorias ante Juventus, Manchester United y el citado campeón de europa con fútbol atractivo.

Su nombre marca el partido aunque no vaya a vestirse. «Neymar llegó a la boda de Messi con la idea de irse al PSG con Alves. Cuando puse el «se queda» sabía que se iba. Era la última bala. Lo intenté. Se enfadó conmigo. Si 'Ney' se va puede ser por dinero o por ser el mejor del mundo», afirmó Piqué para justificar su tuit que dio esperanzas a los seguidores culé. «No puedes encontrar otro jugador como Neymar, pero (el Barça) va a poner a otro que lo va a hacer bien. Han tenido muchos cambios, pero el Barcelona es el Barcelona, sabemos cómo juegan, la idea de juego que tiene el Barcelona no va a cambiar», recuerda un Zidane que no cree, como Keylor Navas, que esta pérdida debilite al Barcelona. «No podemos caer en la mentalidad de que es más débil sin Neymar, el que vaya a jugar en su posición tiene las mismas ganas», cree el portero blanco.

«Será difícil sustituir a 'Ney'. Es un talento único. No se puede buscar, no existe en el mercado. Hay que hacerse más fuerte. «Es un momento difícil para fichar. Los jugadores han demostrado con sus actos que quieren venir», avisa Piqué. Valverde, mientras llega el sustituto, duda si conceder el puesto del brasileño a Deulofeu, como ya hiciera en el Gamper, u optar por Denis Suárez, que ayudaría más en el centro del campo, donde se espera un duelo clave, a Busquets, Rakitic e Iniesta. Ter Stegen o un Cillessen que ha brillado a gran nivel en pretemporada parece la gran duda de 'Txingurri', que no usará de inicio a los nuevos Semedo y Marlon y tampoco podrá contar con los lesionados Rafinha y Vermaelen.

Paulinho, muy cerca

El Barcelona sigue buscando refuerzos con el dinero de Neymar. La primera inversión con los 222 millones de la estrella brasileña apunta a estar destinada a su compatriota Paulinho, medio centro propiedad del Guangzhou Evergrande. El precio rondaría los 40 millones que el jugador de 29 años tiene fijado como cláusula, y aunque desde el club azulgrana manifiestan que aún no hay nada cerrado, se espera que se anuncie de manera oficial sin excesiva tardanza.

En cuanto al Real Madrid se presenta en Barcelona pletórico, tras despejar ante el United las dudas de pretemporada, en la que no obtuvo un solo triunfo en ninguno de sus amistosos. Zizou tiene la única baja de Modric, sancionado desde 2014 en esta competición por una doble amarilla ante el Atlético. Todo apunta a que será el otro croata, Kovacic, el que acompañe a Casemiro, Kroos y seguramente Isco aunque habrá que ver si Zidane, con Cristiano «ya listo» según afirmó Zidane, apuesta de inicio por la 'BBC'.«Si pensamos que va a ser más fácil nos equivocamos», avisa el francés, satisfecho por renovar con aumento de sueldo y que no ha perdido en sus dos visitas de técnico al Camp Nou.

Cristiano cuenta con ser titular y acaparar focos en el césped tras meses de problemas judiciales y rumores de salida durante la Confederaciones. Zidane, que ha ganado todas las finales disputadas desde enero de 2016, medita rotar en la retaguardia. Nacho y Theo podrían tener minutos e incluso Casilla opta a relevar a Navas bajo los palos. «Uno juega para ganar, el día que la mentalidad cambie uno no puede jugar para este equipo», zanjó el 'tico'.

Más

Fotos

Vídeos