Quique Pina, detenido por blanqueo de capital en Granada

Quique Pina es en la actualidad director deportivo del Cádiz. :: efe/
Quique Pina es en la actualidad director deportivo del Cádiz. :: efe

La Audiencia Nacional investiga los traspasos irregulares de jugadores durante su presidencia en el equipo andaluz, entre los que destacan Siqueira y Nyom

AMADOR GÓMEZ

madrid. Quique Pina, actual consejero delegado y director deportivo del Cádiz, agente de futbolistas, antiguo propietario del Ciudad de Murcia y expresidente del Granada, fue detenido ayer acusado de presunto blanqueo de capitales procedentes del traspaso de jugadores. Quique Pina pasará mañana a disposición judicial, dos días después de ser arrestado en Molina de Segura (Murcia) por la Policía Nacional, que también practicó diversos registros, aparte de en el domicilio del empresario, en las dependencias del Granada y del Cádiz.

La operación contra Quique Pina, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, se inició en 2015, cuando era presidente del Granada, por un presunto fraude fiscal, y los delitos se ampliaron a supuesto blanqueo de capitales y apropiación de fondos ajenos para efectuar operaciones con el fin de obtener un lucro.

La justicia, según anunció ayer el diario 'Ideal', no sólo investiga los traspasos irregulares de futbolistas, sino todo un entramado para blanquear capitales y apropiarse indebidamente de fondos del Granada que era propiedad de Gino Pozzo, perteneciente a la familia que gestiona el Udinese italiano, también implicado por la justicia española.

Con la familia Pozzo

«Las diligencias judiciales se enmarcan dentro de una investigación sobre la antigua directiva y propiedad del club hasta el año 2016», aclaró el Granada tras la detención de Pina y el registro policial en las oficinas del Granada en Los Cármenes y en la ciudad deportiva del club andaluz. El Cádiz también quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a sus aficionados, al asegurar que las pesquisas «son ajenas a la entidad».

Entre las presuntas irregularidades cometidas por Quique Pina destacan los traspasos del brasileño Guilherme Siqueira y el francés Allan Nyom, que llegaron al Granada de la mano de la familia Pozzo, benefactora del empresario murciano durante su etapa como presidente del club nazarí.

A ambos jugadores los cedió el Udinese al Granada, que después traspasó a Siqueira al Atlético de Madrid por 10 millones de euros y a Nyom al Watford inglés, otro club propiedad de la familia Pozzo, hasta que la pasada temporada el francés dejó de pertenecer a los italianos y fue transferido al West Bromwich Albion por 4,7 millones. Quique Pina, como representante, también fue una figura clave en la llegada al fútbol español de jugadores como Riquelme, Anelka, Vieri o Saviola.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos