Diario Sur

Un proyecto de Segunda

Un once del Marbella de esta pretemporada.
Un once del Marbella de esta pretemporada. / Julio Rodríguez
  • El Marbella aspira al ascenso con 21 jugadores nuevos y diez nacionalidades distintas

  • El tunecino Mehdi Nafti entrenará a una plantilla en la que sólo continúan de la temporada anterior los locales Marcos Ruiz y Añón

Plantilla cerrada a un día de que el balón eche a rodar en el Municipal. El Marbella da por concluido el mercado de fichajes después de incorporar a veintiún jugadores nuevos de los veintitrés del grupo. A los veintidós permitidos para el primer equipo hay que sumar al belga Wauters que tendrá ficha del juvenil, aunque es a todos los efectos un miembro más del cuadro que entrena Mehdi Nafti. Sólo los locales Marcos Ruiz y Añón continúan de la pasada campaña. Por las prestaciones en pretemporada, ambos apuntan a titulares para guiar un proyecto encaminado a luchar desde el principio con los mejores del grupo IV buscando la clasificación para el ‘play-off’ de ascenso a Segunda.

El último refuerzo ha sido el central sevillano sub-23 Alejandro Serrano. Tras pedir permiso al Gerena para probar con el Marbella, el defensa convenció al cuerpo técnico. Su salto es considerable porque jugó la temporada anterior en el Estrella San Agustín de Primera Andaluza. Contrasta con el anterior fichaje oficializado por el club: Kike Márquez. El extremo diestro llega con la vitola de hombre importante tras pasar por el Cádiz y el Ferrol, en el que jugó la fase de ascenso a Segunda junto a Diego Peláez, otro fichaje de campanillas en la parcela creativa.

El director deportivo, Alessandro Gaucci, ha reunido uno de los bloques más internacionales del fútbol español. El equipo cuenta con trece nacionales y nueve extranjeros. De su anterior etapa en Cádiz ha unido a seis excompañeros, incluido el entrenador: Nafti, Bernabé, Andrés Sánchez, Despotovic, Kike Márquez y Michele Diana.

En cuanto a los foráneos, el reparto es más que exótico. Destacan el nigeriano Okoye, los argentinos Delmonte y Damián Petcoff, el brasileño Graxa y el serbio Despotovic, este con experiencia en Segunda. A ellos se suma la explosión del dominicano Carlos Julio, de Wauters y del francés David Alcibiade. Otro de los que se espera que dé un paso al frente es el central Michele Diana. El ruso Abuladze tendrá su primera oportunidad en el fútbol profesional tras dar el salto desde el juvenil División de Honor del Marbella.

El entrenador de este proyecto tan remozado será Nafti. Sin la licencia aún para sentarse en el banquillo comparte tareas técnicas con el gaditano Pepe Bermúdez, un contrastado segundo entrenador. El que fuera internacional tunecino es el primero que reconoce no tener experiencia, pero se ha ganado rápido a su plantilla con una propuesta atrevida. Quiere que el aficionado al fútbol de Marbella vaya al campo arrastrada por el supuesto buen juego que practica su equipo. Esa es la idea del ex jugador del Racing, Valladolid, el Murcia y el Cádiz que el curso pasado colgó las botas y vive su segunda experiencia en un banquillo con 37 años tras dirigir a los juveniles del San Fernando.

Temas