Real Madrid

Zidane: «No habrá problema entre Cristiano y el club»

Zinedine Zidane, en rueda de prensa. /EFE
Zinedine Zidane, en rueda de prensa. / EFE

"Me alegro por las renovaciones de todos los jugadores; ojalá se queden mucho tiempo en el Madrid", afirma el técnico francés

EFE

Zinedine Zidane, técnico del Rel Madrid, intentó centrarse en lo deportivo y mantenerse al margen del mensaje lanzado por Cristiano Ronaldo al presidente Florentino Pérez para una nueva renovación, pero admitió que cree que "no habrá problema" para llegar a un acuerdo.

"Veo bien a Cristiano. La sensación se ve en el campo y es lo que más le interesa, jugar y marcar. Yo no me voy a meter en eso porque es la discusión entre el club y Cristiano, y se va a quedar como siempre, muy bien. No habrá ningún problema entre él y el club. Lo más importante para él es jugar y estar en el campo", opinó.

Coincidió además con el mensaje lanzado por Marco Asensio, al que felicitó por su renovación, sobre la figura de Cristiano como ejemplo a seguir para toda la plantilla madridista.

"Marco tiene razón diciendo eso porque lo ve de cerca. Entrena todos los días con Cristiano y es un ejemplo para todos, sobre todo la energía que transmite a los demás. Me alegro de que haya renovado Marco porque se lo merece. Todos los jugadores de la plantilla me alegro por sus renovaciones. Son merecidas. Ojalá se queden todos mucho tiempo en el club", dijo.

El Real Madrid recibe al Espanyol tras dos victorias a domicilio seguidas, Alavés en LaLiga y Borussia Dortmund en Liga de Campeones. Es el momento de corregir su mala línea de local. "Queremos seguir con lo que estamos haciendo, venimos de dos últimos partidos ganando bien y queremos hacer un buen partido".

"Si juegas bien la consecuencia es ganar, si entras bien en el partido tienes muchas posibilidades de hacerlo y es lo que queremos. No vivimos del pasado, tenemos posibilidad de cambiarlo y vamos a intentar hacer un buen partido y ganar", expresó.

Confía Zidane en que la afición impulse a sus jugadores y que no se genere ningún problema en los partidos de local. "La afición es la de toda la vida y no queremos cambiarla. No se puede pensar que a nosotros no nos gusta jugar en casa, al contrario. Si podemos hacerlo siempre, mejor. Queremos sumar los tres puntos y vamos a hacer todo para conseguirlos. A nuestra afición la queremos y nos gusta a todos jugar en el Bernabéu".

Destacó, además, la capacidad de reacción que muestran sus jugadores tras malos resultados. "Me gustaría ganar todos los partidos con tres goles de diferencia, es cierto", bromeó.

"No me gusta complicarme la vida pero sabemos cómo va el fútbol, aunque tengas a los mejores no vas a ganar siempre todos los partidos, hay que demostrarlo día a día y es lo que me gusta de mi trabajo. Mis jugadores tienen ganas de demostrar que son capaces de cambiar todo. Lo hicimos en Liga y Champions, aunque es cierto que me gustaría ganar todos los partidos con más tranquilidad", afirmó.

Del rival, el Espanyol, destacó que tiene jugadores para apostar por buen fútbol en el Bernabéu aunque espera que salga defensivo. "A ver cómo juega el Espanyol, creo que es un equipo que tiene jugadores para jugar pero en el Bernabéu es diferente y puede que estén atrás. Tenemos que interpretar bien el partido y hacer nuestro papel. Intentar hacer bien las cosas desde el inicio".

Por último, descartó Zidane que en todas las renovaciones que está haciendo el club con un acto en la sala de presa del Santiago Bernabéu, se vaya a escenificar la suya que ya dio por hecha. "Estoy aquí y soy el entrenador en el día a día, a mí ya me presentaron como entrenador y ya está. Se acabó ese día".

Sobrecarga de Bale

Zidane no anunció la baja del extremo galés Gareth Bale para enfrentarse al Espanyol, pero la dejó entrever antes de decidir el domingo en el día del partido, tras confirmar que sufre una sobrecarga muscular por la que tendrán que medir si puede viajar con su selección.

"Lo vamos a ver mañana, es una sobrecarga, no es importante pero como siempre a mí no me gusta cuando un jugador tiene una pequeña cosa y no queremos arriesgar. Ya veremos si mañana está con nosotros", aseguró Zidane en rueda de prensa dejando ver que no forzará a Bale para jugar.

Gales se juega su pase al Mundial de Rusia en dos partidos decisivos en los que Bale seguro que desea ayuda a su selección. Zidane guardó distancia hasta ver su estado para decidir con los médicos.

"A la selección irá si tiene que ir, no creo que haya un problema entre el Real Madrid y Gales, dependerá de su forma, de la molestia y el estado de forma, nada más. Por eso lo vamos a ver día a día y ya mañana se verá", sentenció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos