Jornada 6

Zidane: «Ahora soy el gafe y antes tenía flor»

Zidane, en la sesión matutina de Valdebebas / . EFE

El técnico del Real Madrid, que se medirá por vez primera a su hijo Enzo, considera que «es una buena oportunidad para demostrar que valgo para estar aquí»

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Está a siete puntos del líder tras la derrota sufrida frente al Betis (0-1) pero Zinedine Zidane no cambia el gesto, se sentó muy sonriente ante los medios de comunicación. Ni siquiera se mostró muy preocupado por las bajas, como la de Marcelo que estará de baja un mes por una rotura fibrilar, «siempre sientan mal, molestan a un entrenador. No podemos hacer nada, dentro de una temporada puede pasar», asumió antes de explicar la ausencia de Toni Kroos. «Se ha resentido de una molestia en la costilla y nosotros no queremos arriesgar. Espero que no sea mucho y el martes esté con nosotros. Si hoy tiene molestias, el partido es mañana. No vamos a arriesgar».

Incluso llegó a bromear cuando le preguntaron por la, supuesta, mala suerte que acompaña al Real Madrid en este inicio de campaña de cara a puerta, con los sanciones y lesionados. «Ahora soy el gafe, antes entonces (cuando ganaba) tenía flor. Sigo teniendo flor eh, estoy en este club y estoy contento. No estoy pensando en el gafe que puedo tener o en el mal momento que podemos tener. Lo bueno es que hay un partido mañana, después tenemos Champions el martes y otro partido el próximo fin de semana. Está la suerte de que podemos cambiar rápidamente eso», apuntó antes de negar que esto vaya a modificar su manera de afrontar el día a día. «Mi carácter es así, no puedo gritar por gritar, hacer cosas que no son mías. Tengo confianza en mis jugadores y tengo la suerte de entrenarles. Tenemos ahora otro partido para cambiar esto. Y yo para demostrar que valgo para estar aquí. Se lo que pasa con dos resultados malos aquí, he sido jugador y lo entiendo, pero estoy tranquilo y los jugadores también».

El frances considera llegan «bien» a Vitoria «aunque llegamos tras perder nuestro último partido en casa. Es lo bueno del fútbol. No tengo una explicación en concreto (a la falta de acierto en el Bernabéu), hemos tenido las ocasiones de gol. Al final no hemos conseguido marcar goles, pero no estoy preocupado ni pensando mucho en lo que ha pasado. Lo analizamos como siempre (reconoció haberlo visto de nuevo varias veces) pero lo importante es tener ocasiones. Me preocuparía no tenerlas, si con los jugadores que tenemos no llegamos tenerlas si es para preocuparse. Teniendolas van a entrar y espero que lleguen mañana. En San Sebastián las tuvimos y metimos tres goles», recordó.

«Mi carácter es así, no puedo gritar por gritar, hacer cosas que no son mías. Tengo confianza en mis jugadores y tengo la suerte de entrenarles» ZIDANE

Zinedine Zidane regateó una pregunta sobre supuestos errores arbitrales en contra de su equipo y más cuando le recordaron otros datos sobre el Barcelona en el mismo tema. «No me voy a meter en eso, nunca he hablado de los árbitros y nunca me voy a meter. Nosotros no tenemos excusas de nada. Lo que queremos es hacer nuestro trabajo y hacerlo bien continuar en lo que estábamos haciendo. No en cuanto a resultados, pero sí en cuanto a lo que hacemos. Es verdad que ante el Betis pierdes en casa 0-1, cuando miras el partido, y lo vi dos veces ya y el contenido no es malo. Al final no, esto es normal en el fútbol. Es un mal momento. Al margen del partido contra el Levante, lo estamos haciendo bien. Entiendo que vosotros estáis ahí para hablar de eso y lo respeto, pero el contenido de los partidos es bueno», dijo sin querer hablar de polémicas arbitrales.

Seguirán las rotaciones

El entrenador madridista no considera que la Liga esté perdida. «Nosotros no pensamos eso (que la Liga perdida). Creo que se pueden llegar a tener 10 y 15 puntos de retraso, porque todo el mundo tiene un momento malo en la competición. Nosotros vamos a estar ahí, no te preocupes. Hay muchos equipos que pueden estar arriba y no sólo uno o dos equipos. El que piensa eso, enhorabuena. Esto es muy largo. Y lo mismo si estoy en el otro equipo (Barcelona), cómo te voy a decir que está sentenciada», afirmó antes de explicar que le toca tirar de espíritu «No hay más remedio, tenemos que remontar. Cuando yo llegué (al cargo) había muchos puntos de retraso, y en el fútbol puede pasar de todo. No estamos a cuatro puntos y quedan cinco partidos. Estamos a 33 partidos y son 7 puntos», insistió.

El técnico del Real Madrid aclaró que, pese a los malos resultados en el Santiago Bernabéu, no tiene previsto modificar su manera de trabajar ni su política de rotaciones. «Mi trabajo lo voy a hacer de la misma manera. Creo mucho en lo que hago, lo hago con conciencia y pensamiento. Estamos muchos aquí los que trabajamos. Las rotaciones es una cosa que no va a cambiar. Ni un jugador de 20 años, es que no hay un jugador que pueda hacer 7o partidos en una temporada. No es sólo el cansancio físico, es también mental. Nuestros jugadores, que son todos internacionales no descansan nunca, no paran nunca. Sí, algunos días en Navidad. Necesitamos el sistema de rotación, las críticas no me van a cambiar lo que voy a hacer».

«Mi trabajo lo voy a hacer de la misma manera. No me voy a volver loco por perder un partido» ZIDANE

El francés se reafirmó en que no modificará su método. «Te digo en frío lo mismo que en caliente, es fútbol y puede pasar (perder un partido). Sigo pensando que tuvimos 27 ocasiones y no quiso entrar. El rival también juega y lo hizo bien. No hicimos un gran partido ante el Betis pero tampoco malo. Ahora pienso en el partido de mañana (frente al Alavés), hacerlo mejor y poder ganar. Tres días antes del Betis jugamos fenomenal y logramos los tres puntos. No me voy a volver loco por perder un partido», recordó y apuntó que, «como soy optimista, mañana si tenemos ocasiones vamos a meter».

Zidane contra Zidane

El partido será además especial para el técnico, ya que se medirá por primera vez contra su hijo Enzo, que dejó este verano el Real Madrid para recalar en el Alavés. No quería hablar mucho del asunto, pero tuvo tres preguntas sobre ello ya que el tema es especialmente seguido en Francia. «No pienso mucho en eso, no es que vaya a jugar contra mi hijo porque soy entrenador. No es que no tenga sentimiento pero esto es un Alavés-Real Madrid, vamos a intentar hacerlo lo mejor posible. Estoy atento a su evolución como jugador pero yo hablo como padre. Ahora no soy su entrenador y es una relación padre-hijo, cuando hablamos es sólo de esa manera, no le doy consejos y así es la relación. Enzo ojalá que no marque, somos competitivos él para él y y yo para mí. Contento por él, no le están saliendo las cosas bien. Mañana nos enfrentamos, él del lado del Alavés y yo del Madrid. Nada más».

Por último, hizo frente a la ya clásica pregunta sobre el estado físicop de Gareth Bale. «No sé exactamante cuando estará al 100%, pero creo que será pronto porque ya está bien. El otro día también lo hizo bien contra el Betis. Vamos a ver en estos días porque hay muchos partidos», dijo tras pasar de puntillas por la situación vivida el miércoles cuando llegó a estar con doce jugadores en el campo. «Cuando yo iba a cambiar a Lucas Vázquez por Luka Modric se hizo daño Marcelo y en 30 segundos hicimos dos cambios. Nada más», zanjó

Fotos

Vídeos