Fútbol

Primera División

Jornada 29

Un Valencia brillante sigue en racha y no da opción al Alavés

Un Valencia brillante sigue en racha y no da opción al Alavés

Rodrigo, Zaza y Laguardia en propia meta dieron los tres puntos al equipo de Marcelino

EFEValencia/Vitoria

El Valencia prosiguió con su racha triunfal con una nueva victoria (3-1) en Mestalla ante el Alavés en un gran encuentro del conjunto local, que pudo conseguir un triunfo más amplio de no ser por la buena actuación del guardameta visitante Pacheco.

Aunque el Valencia encarriló bien el partido en la primera parte con dos goles, un gol del Alavés en los primeros compases del segundo tiempo dio vida temporalmente al equipo vitoriano, aunque el conjunto local pronto volvió a poner tierra de por medio en el marcador.

El Valencia se hizo con el control del juego desde el inicio ante un Alavés bien ubicado en defensa a la espera de cazar un contragolpe con el que sorprender a su rival, que a pesar de su dominio no gozaba de ocasiones de gol claras en los primeros compases del partido.

De hecho la primera oportunidad clara llegó en la meta defendida por Neto tras un centro de Munir que cabeceó con comodidad y en muy buena posición Sobrino pero que se encontró con una gran intervención del meta brasileño.

El Valencia respondió pronto, y poco después un zapatazo de Dani Parejo desde fuera del área obligaba a Pacheco a otra gran acción para evitar el gol local a los 16 minutos del choque.

3 Valencia

Neto, Montoya, Garay (Murillo, m.46), Gabriel, Gayá, Kondogbia, Parejo (Maksimovic, m.84), Carlos Soler, Guedes, Zaza y Rodrigo (Vietto, m.72)

1 Alavés

Pacheco, Martín, Laguardia, Rodrigo Ely, Duarte, Manu García, Pina, Hernán, Pedraza (Guidetti, m.60), Munir (Ibai, m.60) y Sobrino (Burgui, m.72).

GOLES:
1-0, m.19: Rodrigo. 2-0, m.34: Zaza. 2-1, m.54: Sobrino. 3-1, m.53: Laguardia, en propia puerta.
ÁRBITRO:
Munuera Montero (Comité andaluz). Mostró tarjeta amarilla al local Kondogbia y al visitante Pina.
iNCIDENCIAS:
Partido de la jornada 29 de LaLiga Santander disputado en el estadio de Mestalla ante 35.264.

Sin embargo, el que no fallaría sería Rodrigo tres minutos después. Una pared en la frontal entre Rodrigo y Zaza, que le devolvió el balón de espaldas, dejó solo a su compañero con un brillante pase fantástico para que el hispano brasileño convirtiese en gol ante Pacheco.

El tanto y su brillante ejecución dieron alas al Valencia, que se hizo dominador del partido y acorraló en su área al Alavés, que sufrió al máximo y tuvo en Pacheco a su gran protagonista ante las llegadas de Zaza, Soler o Guedes.

Pero la resistencia del Alavés ante el asedio duró hasta el minuto 34, momento en el que el italiano Zaza obtuvo premio a su insistencia al rematar con la planta de la bota un centro desde la derecha que se coló en la meta alavesa tras tocar en el palo.

La recta final de la primera parte fue una pesadilla para el Alavés, que salvo un lanzamiento de falta peligroso en la frontal de área valencianista, solo pudo contemplar el abrumador dominio del equipo de Marcelino García Toral, que reclamó un posible penalti a Soler.

El Alavés se volvió a meter en el partido con un tempranero gol de Sobrino en el arranque del segundo tiempo. A los tres minutos de reanudarse el choque Martín llegó al área local y asistió a Sobrino para batir a Neto.

En la acción siguiente, Guedes pudo replicar pero cuando parecía que el jugador portugués había superado a Pacheco el meta visitante salvo el gol con una gran estirada.

Aunque el Alavés protagonizó un intercambio de golpes con el Valencia en estos primeros instante del segundo tiempo, el intento de sublevación visitante acabó con un gol en propia puerta de Laguardia en su intento forzado de rechazar un centro muy peligroso de Soler en el minuto 54.

Con el Valencia de nuevo controlando el partido, un mal despeje de Neto pudo costarle caro a su equipo, ya que el balón fue a parar a Sobrino, que viendo que el meta estaba fuera del área bombeó el balón pero salió ajustado al palo.

Conforme avanzó la segunda mitad la intensidad del partido decayó, y aunque los dos equipos buscaban la portería rival las ocasiones ya no eran tan claras como en la primera mitad y el comienzo del segundo tiempo.

Con el ambiente festivo que se respiraba en la grada, en los últimos minutos el Valencia buscó de nuevo el gol, aunque ya no hubo variaciones al 3-1 del marcador.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos