Simeone recupera a Diego Costa, su hijo pródigo

Costa, con el Atlético, en 2014. :: reuters

El hispano-brasileño firmará con el Atlético por lo que queda de campaña y tres años más hasta junio de 2021

JAVIER VARELA MADRID.

Era un secreto a voces desde que se cerró el mercado pero ya es oficial: Diego Costa vuelve al Atlético. Diego Pablo Simeone, como aquel padre del Evangelio de San Lucas, recibirá a su hijo pródigo con los brazos abiertos. El hispano-brasileño regresa al club rojiblanco más de tres años después de que se marchara al Chelsea. Un viaje de ida y vuelta que se ha complicado en los últimos meses tras un enfrentamiento con su entrenador Antonio Conte, que le comunicó por mensaje que no contaba con él a principios del mes de junio, cuando el punta estaba con la selección en Murcia.

«El Atlético y el Chelsea han alcanzado un principio de acuerdo para el traspaso de Diego Costa», anunciaba el club en un comunicado. «El acuerdo está pendiente de la formalización del contrato entre nuestro club y el delantero internacional español. El club inglés ha autorizado a Diego Costa a viajar a Madrid en los próximos días para someterse a un reconocimiento médico y concretar su contrato con nuestra entidad». El Chelsea era aún más parco en palabras: dos frases y una para recordar que «el traspaso de Diego Costa estará sujeto al reconocimiento médico y al acuerdo personal (del jugador)».

Una operación trabajada a fuego lento durante los últimos tres meses, con el delantero en Brasil, y que se ha cerrado finalmente en unas cifras elevadas que le convierten en el fichaje más alto de la historia del Atlético: 55 millones de euros fijos más 10 en variables. El delantero firmará por lo que queda de temporada y tres años más hasta junio de 2021, aunque no podrá ser inscrito hasta el próximo mes de enero. Costa viajará de inmediato a España para pasar el reconocimiento médico y este sábado podría presenciar el partido ante el Sevilla desde el palco.

El delantero ha estado estos meses en Lagarto, su ciudad natal, y se ha negado a incorporarse con el Chelsea después de que Conte le confirmara que no contaba con él. Costa quería regresar al Atlético y así se lo hizo saber al conjunto inglés, pero los directivos de los 'blues' pretendían que el futbolista acudiera a Londres para pedir perdón por su actitud en verano y por negarse a incorporarse a la disciplina del equipo para entrenar con el segundo equipo. El Chelsea forzó más la situación al inscribir al jugador en la lista de jugadores de la Premier, pero le dejó fuera de la Champions League, una de las claves para que se pudiera cerrar el acuerdo con el Atlético. «Costa es uno de los tres mejores delanteros del mundo», apuntó ayer Filipe, que como hizo Costa también hizo el camino de regreso desde Londres.

Fotos

Vídeos