El Real Madrid admite la lesión de Bale en el sóleo izquierdo

Bale, atendido por los médicos tras lesionarse en Dortmund. :: reuters

AMADOR GÓMEZ MADRID.

El Real Madrid reconoció este miércoles, a través de un parte médico oficial, que Gareth Bale sufre un edema en el sóleo de su pierna izquierda, aunque desmintió que el extremo galés padezca una rotura fibrilar. Como consecuencia de su lesión, Bale deberá estar alrededor de un mes alejado de los terrenos de juego. Sin embargo, según fuentes médicas consultadas por Colpisa, es imposible ponerle un plazo fijo de recuperación al tratarse de una dolencia que el futbolista ha sufrido ya en el mismo músculo al menos en seis ocasiones desde que fichó por el Real Madrid en el verano de 2013.

Ocho días después de que Bale tuviese que retirarse del partido de la Liga de Campeones contra el Borussia Dortmund con molestias musculares, que el Real Madrid definió como un calambre en el gemelo izquierdo y Zinedine Zidane calificó como una sobrecarga sin importancia, las pruebas a las que ha sido sometido Bale con su selección han confirmado una nueva lesión en el sóleo izquierdo. Esta dolencia en el músculo del gemelo izquierdo es la que más problemas le ha dado como madridista y le ha obligado a perderse la mayoría de los partidos en los que ha causado baja, que son uno de cada tres.

«Ahora conviene no meter presión al jugador estableciendo una fecha para su reaparición», insisten las fuentes consultadas por este medio, antes de dejar claro que tanta lesión muscular no tiene relación alguna con la protrusión discal que padece Bale. El futbolista galés está «pendiente de evolución», según el parte médico emitido por el Real Madrid, pero aunque su equipo no le eche ahora demasiado en falta, durante su período de baja se perderá, al menos, cuatro partidos de Liga (contra el Getafe, el Eibar, el Girona y Las Palmas); dos de Champions, precisamente ante su exequipo, el Tottenham, el 17 de octubre en el Bernabéu y el 1 de noviembre en terreno inglés; y uno de Copa, frente al Fuenlabrada.

Con Gales tampoco podrá jugar los dos últimos partidos de clasificación para el Mundial de Rusia 2018, el viernes ante Georgia en Tiflis, y tres días después frente a la República de Irlanda en Cardiff. Con la selección galesa segunda de grupo a cuatro puntos de Serbia, el gran objetivo del extremo del Real Madrid sería estar disponible para ayudar a su país en una previsible repesca para el Mundial.

Fotos

Vídeos