Especial Liga 2017-18

Un novato que prefiere ponerse en cuarentena

El Girona, en un partido amistoso ante el Manchester City.
El Girona, en un partido amistoso ante el Manchester City. / Efe

El Girona, que se marca como gran obsesión alcanzar los 40 puntos en la tabla final, es el 62º debutante en la historia de Primera

DANIEL CABORNEROMadrid

Con el sistema de tres puntos por victoria en vez de dos (implantado en Primera División desde la temporada 1995-96), el mejor equipo debutante ha sido la UD Almería del curso 2007-08. Su octava posición liguera, tras conseguir 52 puntos, es el ambicioso espejo donde se mira cualquier nuevo inquilino de LaLiga; pero ni Xerez (2009-10), ni Eibar (2014-15) ni tampoco Leganés se han acercado esta última década a los registros almerienses. Ahora es otro club rojiblanco, el Girona, quien debuta en la máxima categoría del fútbol español. Y como todo buen principiante, alcanzar los 40 puntos es un objetivo marcado a fuego para pensar seriamente en la salvación.

Más información

Esa cuarentena sería un bálsamo si los gerundenses quieren evitar taquicardias, pues por ejemplo el 'Lega' estuvo en un tris de descender con sus 35 puntos durante la pasada temporada. Así que por ahí se atisba el gran desafío de la entidad catalana para su estreno en la élite tras 87 años de vida. Aunque, sin embargo, no todos los artífices del histórico ascenso podrán vivir este nuevo reto. Respecto al curso 2016-17 tan solo el guardameta Bono junto a los defensas Juanpe Ramírez, Pedro Alcalá y Aday Benítez, así como los mediocentros Pere Pons, Àlex Granell, Borja García y Cristian 'Portu', han asegurado su continuidad en una plantilla cuyo entrenador será Pablo Machín por quinta campaña consecutiva.

El importante acuerdo de colaboración que el Girona mantiene con el Manchester City ha permitido retener a Pablo Maffeo e incorporar al delantero Marlos Moreno y a los centrocampistas Aleix García y Douglas Luiz. Por otra parte, han aterrizado en Montilivi los porteros Gorka Iraizoz y José Aurelio Suárez, los defensas Bernardo Espinosa y Carles Planas, el mediapunta Farid Boulaya y el atacante Christian Stuani. Fichajes que entre la bisoñez y la madurez mitigarán la retirada del capitán 'Richy' Álvarez y las bajas de los cedidos Samuele Longo y Johan Mojica, de Cristian Herrera, de René Román y de un referente como era Felipe Sanchón -rescindió el contrato-.

Este plantel convertirá al Girona en el 62º debutante en la historia de Primera y en el octavo conjunto catalán que se estrene en dicha categoría después de Barça, Espanyol, Gimnàstic de Tarragona, Lleida, Sabadell, Condal y Europa. Todo ello reflejo de un profesionalismo que en Cataluña se ha revitalizado con el ascenso del Barça B a Segunda. Habrá de esta forma tres clubes catalanes en LaLiga (con Barça y Espanyol), algo que no ocurría desde la temporada 2006-07 gracias al Nàstic; y tres más en Segunda, pues el filial culé competirá este año con el Reus y con el propio equipo tarraconense.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos