Morata se convierte en el jugador español más caro de la historia

Morata. :: reuters

El hasta ahora jugador del Real Madrid se marcha al Chelsea por un traspaso de 80 millones de euros

COLPISA MADRID.

Uno de los culebrones del verano ha llegado a su fin. Álvaro Morata será jugador del Chelsea a cambio de 80 millones de euros, tras oficializar el club londinense y el Real Madrid el acuerdo alcanzado ayer y que satisface los anhelos del jugador de salir del conjunto de Concha Espina en busca de los minutos que le garanticen la titularidad en el Mundial de Rusia. La de Morata se convierte en la operación más cara de la historia protagonizada por un futbolista español, superando los 58 millones que pagó el Chelsea al Liverpool por Fernando Torres en enero de 2011.

El jugador madrileño era una petición expresa de Antonio Conte. La mala relación del técnico italiano con Diego Costa, la reciente incorporación del belga Romelu Lukaku al Manchester United, pretendido por el Chelsea, y el reciente interés del Milan por el jugador, han acelerado la operación. Los 'diablos rojos' llegaron a ofrecer 80 millones por Morata, pero el Real Madrid exigió 90 millones de euros al equipo dirigido por Jose Mourinho para dejar salir a un punta que pese a no ser titular, marcó 20 goles en 43 partidos. Zidane no deseaba desprenderse de él y trató de convencerle de que su política de rotaciones acabaría dándole protagonismo, como en la última campaña, pese a que por delante tuviese a Benzema. La operación, en términos puramente económicos, es altamente satisfactoria para el Real Madrid. Vendido hace tres años a la Juventus por 20 millones de euros, el club presidido por Florentino Pérez ejerció hace uno su derecho a recompra por otros 30. En su andadura en la 'Vecchia Signora' maduró como futbolista, anotando 27 tantos en 93 partidos como 'bianconero'. Si bien, no alcanzó la decena de goles en la Serie A en ninguna de sus dos campañas en Italia.

Sí superó con suficiencia esa cifra en la temporada que supuso su regreso a Chamartín, concluyendo la Liga con 15 dianas en 26 partidos. Fue, pese a ello, el decimoctavo de la plantilla en número de minutos, 1.875 en total, muy lejos de los 3.240 que disputó Benzema, su rival por el puesto del '9'. Consciente de que las preferencias de Zidane estaban con su compatriota, tomó la decisión de salir. Como James, ya en el Bayern de Múnich, no quería viajar a la gira por los Estados Unidos. A diferencia del cafetero, tuvo que coger el avión hacia Los Ángeles. Ahora tomará otro rumbo a Londres, la que será su nueva casa.

Fotos

Vídeos