Fichajes

Un mercado muy pobre para la mejor Liga

Ousmane Dembélé./Efe
Ousmane Dembélé. / Efe

El abismal desequilibrio entre países permite a muy pocos equipos nacionales realizar ofertas acordes a la desorbitada inflación de los fichajes

JULIÁN ALÍAMadrid

La Liga española es incapaz de competir con el resto de grandes europeas en materia económica. Por ello, los equipos se ven obligados a hacer malabares para incorporar a los jugadores deseados o para buscar sustitutos de garantías a un precio mucho más bajo. Muchas cesiones e incorporaciones de jugadores que habían terminado su contrato y pocos fichajes superiores a los cinco millones en la zona media y baja de la tabla en un mercado cada vez más inflado y de difícil acceso.

Un mercado sin grandes nombres en el que incluso el Real Madrid, asociado siempre a las operaciones millonarias más abultadas, se ha visto comedido y ha terminado con un saldo positivo superior a los 75 millones de euros, sumando su tercer verano consecutivo sin un desembolso superior a los 32 'kilos' por un único jugador. El último fichaje 'galáctico', al menos en cuanto a precio, fue el del colombiano James Rodríguez (Mónaco), que partió rumbo a Múnich en calidad de cedido para jugar en el Bayern. El club blanco ha sumado para la presente temporada los activos de Theo Hernández (Atlético de Madrid) y Dani Ceballos (Betis), continuando la política de los últimos años.

El Barcelona era el equipo obligado a hacerse con los grandes nombres del verano tras la marcha de su estrella Neymar al PSG por 222 millones de euros. La llegada de Ousmane Dembélé por 105 y otros 40 posibles, da buena fe de ello. Sin embargo, las negociaciones por otros jugadores como Philippe Coutinho (Liverpool) o Thomas Lemar (Mónaco), no se han llevado por el buen camino y advierten de la dificultad de pescar algo en un mercado con precios muy elevados incluso para los grandes equipos.

En este periplo, es el Sevilla quien ocupa la segunda posición en gastos. Las salidas de Vitolo al Atlético de Madrid, previo paso por Las Palmas hasta enero, ya que el club rojiblanco se encuentra bajo sanción, e Iborra (Leicester) forzaron a la entidad hispalense a oficializar la llegada del delantero colombiano Luis Muriel (Sampdoria), por 20 millones de euros, el precio más alto en la Liga española tras tres de los fichajes del Barça (Dembélé, Paulinho y Semedo), uno del Real Madrid (Theo Hernández) y el ya mencionado del Atlético.

El fichaje de Muriel, el sexto fichaje más caro de la Liga, no se encontraría entre los 25 primeros de la Premier League. Una descompensación que obliga los equipos con menos recursos a obtener un gran número de cesiones y la incapacidad de repetir plantilla año tras año.

Como muestra de ello, solo cinco equipos de la Primera División han tenido un balance negativo mayor a los cinco millones de euros en este mercado de traspasos: Valencia (-17,35 millones), Villarreal (-17,2 millones), Getafe (-12,4 millones), Celta de Vigo (-12,1 millones) y Leganés (-6,1 millones). Teniendo en cuenta que el Valencia no recibirá hasta la temporada que viene el pago correspondiente al traspaso de João Cancelo al Inter de Milán.

Últimos movimientos

A pesar de la ausencia de grandes movimientos en las últimas horas, el Valencia animó el mercado con las inscripciones de Andreas Pereira - cedido por el Manchester United- y Gonçalo Guedes -del PSG-. Además, el Leganés y el Watford llegaron a un acuerdo de última hora para la cesión por una temporada del delantero marroquí Nordin Amrabat, el Eibar cedió a Nano Mesa al Levante y el Sevilla y el Schalke 04 han llegado a un acuerdo para la cesión con opción de compra del mediocentro alemán Johannes Geis.

Por su parte, el Espanyol ha completado su plantilla con la incorporación del defensa Sergio Sánchez, que en su tercera etapa con el equipo blanquiazul llega cedido por el Rubin Kazan ruso hasta finales de temporada, y el delantero José Manuel García Naranjo jugará esta temporada en el Leganés, cedido por el Genk belga.

Fotos

Vídeos