El Madrid renueva a a Isco hasta 2022 y le impone una cláusula disuasoria de 700 millones

Isco, ante el Apoel. :: AFP
Isco, ante el Apoel. :: AFP

Ante el temor de que los jeques del PSG y el City puedan ir a por sus estrellas, los de Chamartín blindan a la perla malagueña

COLPISA MÁLAGA.

Después de anunciar el miércoles la renovación de Marcelo dos años más, hasta 2022, el Real Madrid oficializó ayer la ampliación del contrato de Isco Alarcón cuatro temporadas más, también hasta ese año que parece marcado en rojo en el calendario del presidente Florentino Pérez. Para evitar que le puede ocurrir lo mismo que al Barcelona con su ya exestrella brasileña, el club blanco ha elevado sobremanera los emolumentos de Isco, que percibirá en torno a seis millones netos al año, y la ha puesto una cláusula disuasoria de 700 millones. El malagueño ofrecerá este viernes una conferencia de prensa en el Santiago Bernabéu, acompañado del director de Relaciones Institucionales, Emilio Butragueño.

Durante buena parte de la campaña pasada, cuando era un suplente de lujo, Isco no tenía nada claro su futuro debido a la apuesta del club y del técnico Zinedine Zidane por mantener el estatus de intocables de las estrellas de la 'BBC.' Descontento por su situación, Isco fue tentado por varios clubes, incluido el Barcelona, el equipo favorito del malagueño cuando era más joven. Esas novias le garantizaban una suculenta mejora económica y ser clave en el proyecto deportivo.

El panorama cambió de forma radical cuando Isco aprovechó las prolongadas ausencias por lesión de Gareth Bale y se hizo fundamental para Zidane en el tramo final del curso, cuando el Real Madrid firmó el histórico doblete Liga-Champions. Su titularidad se ha mantenido en el comienzo de la actual campaña, hasta el punto de que Isco se exhibió en la Supercopas de Europa y de España ganadas por los blancos ante el Manchester United y el Barcelona, respectivamente.

Fotos

Vídeos