Grito de furia de la 'BBC' en el Bernabéu

Cristiano Ronaldo celebra uno de sus goles. :: juanjo martín. efe/
Cristiano Ronaldo celebra uno de sus goles. :: juanjo martín. efe

Dos tantos de Cristiano Ronaldo, otro de Bale y un cuarto de penalti de Benzema tumban al Alavés en este febrero dulce del Real Madrid

ÓSCAR BELLOT MADRID.

La sonrisa no se le borra del rostro al Real Madrid en este su febrero dulce. Dos goles de Cristiano Ronaldo, otro de Bale, recuperado por Zidane justo cuando su futuro pintaba más sombrío que nunca, y un cuarto de Benzema de penalti permitieron a los blancos sumar ante el Alavés su cuarta victoria consecutiva en esta Liga llena de penurias para el vigente campeón en los cinco primeros meses de competición pero en la que por fin parece haber cogido carrerilla. Tardía reacción para engancharse a la pelea por el título pero buena noticia al menos para que el cuadro merengue llegue con las pilas cargadas al decisivo choque del 6 de marzo ante el PSG en el que le va la vida.

4 REAL MADRID

0 ALAVÉS

Real Madrid
Keylor Navas; Carvajal, Varane, Nacho, Theo; Lucas Vázquez, Casemiro (Llorente, m. 79), Kovacic (Ceballos, m. 72), Bale; Cristiano Ronaldo y Benzema.
Alavés
Pacheco; Alexis, Laguardia, Ely, Duarte; Hernán Pérez, Manu García (Medrán, m. 62), Torres, Pedraza (Ibai, m. 61); Guidetti (Burgui, m. 73) y Sobrino.
Goles
1-0, m. 43: Cristiano Ronaldo. 2-0, min. 46: Bale. 3-0, m. 61: Cristiano Ronaldo. 4-0, m. 88: Benzema, de penalti.
Árbitro
Estrada Fernández (catalán). Amarilla a Hernán Pérez, Sobrino y Llorente.
Campo
Santiago Bernabéu. 75.181 espectadores.

Triunfo meritorio teniendo en cuenta que enfrente tenía a un conjunto que ha mutado su depresiva faz del primer tramo por otra mucho más aseada y luminosa desde que Abelardo cogió el bastón de mando y que, como los blancos, venían de hacer pleno de victorias en sus tres últimos duelos ligueros. No pudo sumar la cuarta el Glorioso que, como la pasada campaña, cayó derrotado en el Bernabéu, donde sólo se ha impuesto en una de sus trece visitas, allá por el lejano 6 de mayo del año 2000, co un gol de Azkoitia.

Fue un grito de furia de la 'BBC', cuando se vaticina su ocaso, que aupó a la escuadra de Zidane en una segunda parte impecable que sucedió a una mucho más cuestionable primera en la que los locales sufrieron más de la cuenta, castigados por la falta de cemento y orden en la medular y en la que Keylor Navas se erigió en salvador, especialmente en un latigazo de Pedraza y en un disparo a bocajarro de Alexis.

Desdibujado en el centro del campo, con un Kovacic proclive en exceso a aceleradas conducciones que dinamitan líneas pero que también perjudican a veces el orden táctico de su equipo, el Real Madrid no acababa de llegar en esa primera parte con claridad al área del cuadro babazorro. A excepción de una chilena de Bale a centro de Benzema que se fue fuera por poco, la 'BBC' apenas había coqueteado con el marco de Pacheco. Hasta que el '9' destapó el tarro de las esencias, sirviendo de espuela a Cristiano Ronaldo una bola que había metido Lucas en el área y que el luso puso en la malla con un disparo cruzado.

Jerarquía blanca

Un guión opuesto al del segundo tiempo, en el que los de Zidane recuperaron el temple y la jerarquía de la que hasta entonces habían carecido. Todo se les puso de cara enseguida. Providencial en la diana que destrabó el choque, Benzema fue también el artífice del segundo, penalizando con una asistencia a Bale un error grosero de Alexis en el centro del campo nada más comenzar el segundo tiempo. El '11', que no marcaba desde el doblete al Deportivo, se resarcía con el gol tras una semana en el disparadero. Los diez goles y seis asistencias que acumula este curso siguen hablando de un futbolista notable pese a su intermitencia.

Liberó el marcador al Real Madrid, que puso ya coto a la amenaza del 'Glorioso'. Así, a la carrera, llegó también el segundo de Cristiano, tras previa asistencia de Lucas. Lo del astro de Madeira vuelve a ser espectacular: doce tantos en sus siete últimos partidos, para un total de 28 en una campaña en la que va ya desbocado. Incluso le dejó tirar a Benzema el penalti. De socio a socio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos