El Espanyol frena también al Madrid

Ramos, abatido, tras la diana de la victoria de Gerard Moreno. :: efe/
Ramos, abatido, tras la diana de la victoria de Gerard Moreno. :: efe

El conjunto 'perico', que ya venció al Barça y al Atlético en casa, supera con un gol sobre la bocina de Gerard a un deslucido cuadro blanco

ÓSCAR BELLOT BARCELONA.

Frenazo a la racha del Real Madrid en Cornellà-El Prat, que tras cinco victorias consecutivas entre Liga y Champions cayó ayer ante el Espanyol en un deslucido encuentro del cuadro merengue. Mermado por las bajas de Marcelo, Modric y Kroos, despojado también a última hora de Casemiro por problemas estomacales, y con Cristiano Ronaldo descansando de nuevo en casa por decisión de Zinedine Zidane, el vigente campeón no encontró la forma de superar a la escuadra perica, que tras cinco empates seguidos se reencontró con el triunfo gracias a un tanto de Gerard Moreno.

1 ESPANYOL

0 REAL MADRID

Espanyol
Diego López; Marc Navarro, David López, Duarte, Aarón; Darder, Víctor Sánchez (Granero, min.69), Carlos Sánchez, Piatti (Baptistao, min.79); Sergio García y Gerard Moreno.
Real Madrid
Keylor Navas; Achraf, Varane, Ramos, Nacho; Llorente, Kovacic, Isco (Benzema, min.69); Lucas Vázquez, Marco Asensio y Bale (Ceballos, min.81).
Gol
1-0, min.93: Gerard Moreno.
Árbitro
José María Sánchez Martínez (comité murciano). Amonestó a Bale (min.38) y a Aarón (min.81).

Undécimo gol en la Liga del delantero catalán, que hizo justicia a los mayores méritos acumulados por el conjunto local a lo largo de un choque en el que el Madrid se contagió de la climatología, excesivamente frío y timorato tras un buen inicio de partido y en el que fue de más a menos para terminar sucumbiendo, como ante el Betis en la primera vuelta, en esa 'zona Cesarini' rebautizada en los últimos años como 'zona Ramos', pero que en esta campaña ya no baila como antes al son de los merengues.

Mal final para un mes de febrero en el que la única mácula antes de la visita al Espanyol era el empate ante el Levante en el Ciutat de Valencia y que obliga al equipo de Zidane a completar un notable partido el sábado frente al Getafe para recuperar la confianza acumulada con las goleadas previas a esta su primera derrota en Cornellà-El Prat. En ausencia de Cristiano, le había asignado Zidane a Bale la condición de referente del ataque, toda vez que también dejó a Benzema en el banco de inicio, pensando en el PSG.

Empezaron bien los visitantes con ese 4-2-3-1 frente a un Espanyol que ejercía una fuerte presión sobre los centrales y la medular del Real Madrid. Sostuvo en el primer tramo Diego López al Espanyol, que lo fiaba todo a la contra e incluso se encontró con un tanto anulado por fuera de juego de Gerard Moreno.

De más a menos

Contenido el primer arreón del Madrid, el Espanyol ganó posesión. Olían sangre los pericos ante un cuadro ya muy tibio, por lo que afrontaron el segundo tiempo con un planteamiento opuesto. Se fue el equipo de Quique a por el partido y tuvo tres ocasiones para poner el 1-0. Acuciado por sus siete jornadas sin ganar, el paso adelante del Espanyol abrió espacios al Real Madrid, más peligroso casi siempre a la carrera que en estático, pero no tuvieron fortuna esta vez los futbolistas merengues.

Y el técnico del Espanyol, valiente, envidó con tres atacantes. Gerard Moreno tuvo la victoria en sus botas poco antes de cumplirse el tiempo reglamentario, pero terminó hallándola en el descuento al culminar de modo inapelable una triangulación con Sergio García. Ahí ya sí que no pudo hacer nada el guardameta Keylor Navas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos