Fútbol

Primera División

Jornada 9

Victoria sin lustre del líder ante el colista

Iniesta remata a gol ante el Málaga./Reuters
Iniesta remata a gol ante el Málaga. / Reuters

Deulofeu abrió el camino del triunfo azulgrana con un gol que debió ser anulado y agudiza el debate sobre el videoarbitraje

JESÚS BALLESTEROS

En otra noche enrarecida por la situación política, en otro partido de fútbol con carga extradeportiva, el Barcelona cumplió con lo esperado derrotando al colista de Primera. Venció al Málaga, de forma cómoda por lo que refleja el resultado, pero sin brillo y mostrando una desidia notable ante un rival cargado de despropósitos y mala suerte. Un equipo que sigue sin ganar esta temporada y que se presentaba en el Camp Nou con importantes ausencias y un portero titular que se estrenaba en la categoría.

2 Barcelona

Ter Stegen, Sergi Roberto, Mascherano, Umtiti, Digne, Busquets (Paulinho, min. 75), Rakitic, Iniesta, Deulofeu (Semedo, min. 70), Messi y Luis Suárez (Paco Alcácer, min. 82).

0 Málaga

Prieto, Rosales, Hernández, Baysse, Juankar, Rolón (Cecchini, min. 67), Adrián, Keko, Chory Castro, Peñaranda (Borja Bastón, min. 71) y Rolán (Juanpi, min. 46).

Goles
1-0. min. 2. Deulofeu. 2-0. min. 56. Iniesta.
Árbitro
González Fuertes (asturiano). Amonestó a Rosales, Luis Hernández y Adrián.
Incidencias
Partido correspondiente a la novena jornada de Liga, disputado en el Camp Nou ante 74. 396 espectadores.

El del Málaga es el típico partido que el Barcelona se ve obligado a ganar por inercia. El colista llegaba a la Ciudad Condal cargado de problemas, con un único punto en su poder, sin goles a domicilio y con una necesidad urgente de cambiar la inercia y, sobre todo, de fútbol. Y, para colmo, a las primeras de cambio recibe un gol en contra que no debió subir al marcador. Deulofeu, que sigue especialmente activo, empujó un centro de Digne después de que el balón hubiese cruzado notablemente la línea de fondo. La zaga blanquiazul se quedó quieta ante la evidencia, pero el gol subió al marcador.

Más información

Teniendo en cuenta la situación actual de ambas escuadras, no necesita el Barcelona de semejante ayuda para sacar este tipo de encuentros adelante. Y es que el duelo estuvo tan cómodo para los locales de principio a fin (por la ausencia de ocasiones reales) que el Barça caía por momentos en la desgana. No fue un encuentro fino por parte de los locales. Había avisado Valverde del peligro de contagio en el que podían caer sus pupilos ante la visita del último clasificado. Y no se equivocó el técnico culé.

La desconexión de algunas de las figuras del Barça es digna de estudio. Ya no sólo por el partido ante el Málaga. Alarmante es la situación por la que atraviesa Luis Suárez. Impropio son los errores del delantero uruguayo y su pírrica aportación anotadora al equipo. Ante el cuadro andaluz, falló solo ante Prieto (buen partido del debutante), dejando claro cuál es su estado anímico.

Salvo un par de tímidas estiradas del equipo de Míchel, el Barça circulaba el balón a su antojo, pero le costaba cerrar el marcador. El gol inicial no iba a ser la única de las fatalidades que sufriría el equipo andaluz. Míchel perdería a Rolán, el más activo de los blanquiazules, justo antes del descanso por una lesión muscular.

Con Juanpi en la medular, el Málaga arrancó mejor tras el parón. Mostró incluso mayor capacidad de rondar las inmediaciones de Ter Stegen. Aguantaba bien el resultado por la mínima que registraba el electrónico. Quizás por el estado de desidia en el que se movían los locales, pero no fue hasta el gol de Iniesta cuando se relajó la grada y el propio Valverde. Muy en desacuerdo con lo visto en el verde del Camp Nou. Fueron continuos sus gestos de desaprobación por lo que venían haciendo sus pupilos.

Pero llegó el tanto de Iniesta, aprovechando un pase de Messi y un rechace de Roberto Rosales para que el balón acabase en el fondo de la red. Y con él, las mejores ocasiones (Prieto evitó dos goles), la tranquilidad, la hora de los cambios y del descanso para las figuras con más desgaste en lo que va de temporada. Valverde indultó incluso a Paco Alcácer que volvía a jugar unos minutos con la zamarra azulgrana. Podría tener su continuidad el atacante valenciano en los próximos días, pues la temporada no da descanso y el martes se estrena el equipo en la presente edición de la Copa del Rey. Será la hora de dosificar a los titulares.

Fotos

Vídeos