Fútbol

Primera División

Jornada 3

Messi, presidente vitalicio

Messi, presidente vitalicio

Triplete del argentino en la manita al Espanyol y debut con asistencia de Dembélé

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

No hay ‘procés’ ni moción de censura que haga sombra a Messi. Muy por encima de la inestabilidad que se vive en la Ciudad Condal a todos los niveles, el argentino sigue siendo el mayor de los valores a los que el barcelonismo puede aferrarse en este momento de zozobra institucional.

Hizo Messi un triplete goleador con el que el equipo de Valverde solventó el derbi ante el Espanyol, que sufrió un resultado demoledor en la tarde que Dembélé ya comenzó a sacar los primeros aplausos en su estreno como jugador azulgrana. Una manita que completaron Piqué y Luis Suárez, éste aprovechando la primera asistencia del fichaje estrella.

5 Barcelona

Ter Stegen, Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Busquets (Paulinho, min. 73), Rakitic, Iniesta (André Gomes, min. 77), Deulofeu (Dembelé, min. 67), Messi y Luis Suárez.

0 Espanyol

Pau López, Víctor Sánchez (Navarro, min. 67), David López, Hermoso, Aarón, Javi Fuego, Sergi Darder (Didac Vila, min. 75), Piatti (Sergio García, min. 57), Diop, Leo Baptistao y Gerard.

goles
1-0: min. 25, Messi. 2-0: min. 35, Messi. 3-0: min. 66, Messi. 4-0: min. 87, Piqué. 5-0: min. 90, Luis Suárez.
árbitro
Gil Manzano (Comité extremeño): Amonestó a Busquets, David López, Víctor Sánchez, Sergi Darder, Aarón y Diop.

Regresaba el Barça al Camp Nou tras el parón y con el ambiente caldeado por el caótico mercado de fichajes cerrado en los despachos de la entidad catalana. La moción de censura a Josep Maria Bartomeu coge fuerza, mientras que lo mejor, como casi siempre, llega donde no hay trajes ni corbatas. Notable partido del Barça ante un Espanyol que no arranca y que volvió a comprobar de todo lo que son capaces de generar Messi y compañía.

Más información

El equipo de Valverde ha puesto la velocidad de crucero en Liga. Mira al eterno rival desde una distancia considerable (cuatro puntos) en las tres jornadas que apenas se llevan consumidas.

A falta de que Dembélé se haga con un sitio en el once (todo indica que formando tridente junto a Luis Suárez y Messi), el entorno reconoce ya un once casi definido. Y esto siempre ayuda, por mucho que a la larga equipos como el Barcelona necesiten la mejor versión de su fondo de armario para recuperar la senda de los títulos.

En este sentido, a Deulofeu se le va acabando el tiempo para ponerle las cosas difíciles al francés en lo que a la pugna por la titularidad se refiere. Más completa cada día es la aportación de Semedo por banda derecha donde incluso ya comienza a ganar metros en el juego ofensivo. Notable partido ante el Espanyol del lateral diestro.

Fuera de juego

Muy completo fue el fútbol del Barça desde el inicio ante un Espanyol que apenas dispuso de una ocasión (eso sí clarísima) para inquietar la portería de Ser Stegen. A Quique Sánchez Flores le salieron las cuentas hasta el minuto 25 cuando llegó el primero de los goles de Messi. Un señor golazo que no debió subir al marcador por posición de fuera de juego.

Ya con la lata abierta, el cuadro azulgrana se mostró más imaginativo y de no ser por Pau López el marcador podría haber sido ya abultado al final del primer tiempo. Al descanso se marcharía el Barcelona con sólo dos goles de ventaja tras doblete de Messi. Con ese colchón, y pese a algún susto mayúsculo del Espanyol, a la grada del Camp Nou le quedaba ver si Messi era capaz de ampliar su particular noche goleadora y si llegaba o no el debut del último de los fichajes del controvertido mercado de fichajes en Can Barça. Y ambos extremos se confirmaron.

Con un ritmo algo menor del cuadro local, los pericos buscaban salir de un sistema demasiado estático. El Barça parecía acomodado y, justo en ese momento, volvió a aparecer el de siempre. Messi no pasa del moda, no defrauda, y aprovechó otra jugada en el área rival para dar su enésimo pase al fondo de la red. Seis dianas suma en este arranque de Liga.

Con la grada ya levantada, dio entrada Valverde al fichaje estrella. Dembelé se estrenaba con viento a favor y sin la presión del resultado. Tanto es así, que a los pocos minutos saltaría también Paulinho. Ambos serían testigos sobre el césped del gol de cabeza de Piqué y del colofón puesto por Luis Suárez quien aprovechó un buen pase del propio Dembelé por banda derecha. Primera asistencia y primera victoria de la que disfrutar como azulgrana en esta nueva etapa. Un ciclo, en el que sigue mandando el de siempre, Messi.

Fotos

Vídeos