Fútbol

Primera División

Jornada 5

Messi no entiende de límites

Messi, rodeado de futbolistas del Eibar. / Alejandro García (Efe)

Cuatro goles del argentino marcan la goleada del Barcelona al Eibar

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

Ya sea desde la línea de penalti, con un delicado toque ajustado al palo, tras una galopada potrera, o aprovechando el pase de un compañero, pero el repertorio anotador de Messi no conoce fin. Cuatro dianas hizo el argentino ante el Eibar en una goleada que permite al Barcelona mantener el pleno de victorias y seguir mirando al resto de rivales desde lo más alto de la tabla clasificatoria.

6 Barcelona

Ter Stegen, Semedo, Piqué, Mascherano, Digne, Busquets (Rakitic, min. 65), Iniesta (Sergi Roberto, min. 63), Paulinho, Denis Suárez, Deulofeu (Aleix Vidal, min. 74) y Messi.

1 Eibar

Dmitrovic, Arbilla, Oliveira, Gálvez, Juncá, Dani García (Rivera, min. 77), Escalante, Jordi, Capa (Peña, min. 65), Inui y Enrich (Charles, min. 71).

goles
1-0: min. 20, Messi (p.). 2-0: min. 38, Paulinho. 3-0: Min. 53, Denis Suárez. 3-1: min. 57, Sergi Enrich. 4-1: min. 59, Messi. 5-1: min. 62, Messi. 6-1: Min. 87, Messi.
árbitro
Hernández Hernández (Comité canario): Amonestó a Capa y Gálvez
incidencias
Estadio Camp Nou, quinta jornada de Liga. 51.645 espectadores. Los jugadores del Barça saltaron al césped con un mensaje de apoyo al lesionado Dembélé.

Más información

Enorme el astro argentino en una noche plena, sacando máxima rentabilidad a cada esfuerzo. Los justos para sumar un póquer anotador, para acaparar toda la atención pese a la titularidad de Paulinho y los goles del brasileño y Denis Suárez, que apenas tres días después de darle el triunfo a los suyos en Getafe, volvían a ver puerta.

Las rotaciones de Valverde, la efectividad de Paulinho, todo quedó solapado por Messi. Pero para entender el resultado final del choque y, sobre todo, la victoria local del Barcelona, más allá de la eficacia de Messi, la jugada del penalti sobre Semedo en el minuto 19 de partido se antoja clave. Tanto o más como la parada de Ter Stegen ante Enrich a los tres minutos de partido. Como su compañero primero, erró Gálvez, que atropelló al lateral diestro azulgrana, provocando una pena máxima que Leo Messi no perdonó. Sobrio y efectivo se mostró desde la línea de los once metros para evitar amarguras pasadas.

Al margen de la racha goleadora del argentino, que suma nueve dianas en apenas cinco encuentros, el duelo cambió para el equipo de Valverde con ese lance. Y no ya porque se hiciera dueño y señor del juego, sino porque al Eibar no le daba con su notable planteamiento para revertir el marcador. Y eso que no lo dejó de buscar incluso con tres goles de diferencia.

Tras el penalti transformado por el astro culé, llegaron algunas ocasiones de cierta relevancia para los locales, que hasta esa jugada clave no habían inquietado a Dmitrovic.

Eso sí, sería el guardameta armero clave en los siguientes minutos sacando sendos disparos de Messi, jugador más adelantado en un sistema idéntico al habitual pero carente de referente ofensivo natural (Luis Suárez vio el choque desde el banquillo).

Paulinho, efectivo

Nada pudo hacer el portero serbio ante el inapelable testarazo de Paulinho en lo que sería el segundo gol del choque y el segundo en otros tantos encuentros ligueros para el brasileño. Se mueve bien el carioca en el área y sacó tajada del saque de esquina botado por Denis Suárez.

Era el primero de los partidos como titular para Paulinho que volvió a mostrar una enorme efectividad ante la portería contraria.

No fue el único de los cambios por los que apostó Valverde en esta semana con tres partidos. De hecho, Denis Suárez y Deulofeu completaron ante el Eibar la línea de tres futbolistas ofensivos con la que suele salir el equipo catalán. Mayor movilidad arriba, pero escaso bagaje en contra de la portería del equipo de Mendilibar hasta el descanso. De hecho, los goles llegaron en sendas jugadas a balón parado. Tras el barón sería otra cosa.

Llegó el recital de Messi que firmaba un triplete demoledor para los intereses del Eibar. El cuadro vasco terminó sucumbiendo, pese al gran inicio de partido. Apenas se habían consumido unos minutos tras la reanudación, cuando Denis Suárez volvía a ver puerta apenas tres días después de hacerlo ante el Getafe.

Más afortunado que Deulofeu estuvo el gallego en su rol como titular. Puso el balón que terminaría rematando Paulinho al fondo de la red, mientras que lograría su primer gol en el Camp Nos ampliando su rol anotador por segundo partido seguido. Sería clave este tercer gol tan tempranero, pero su protagonismo, como el de casi todo el equipo, quedaría nuevamente solapado por la facilidad con la que Messi ve puerta.

El argentino no dejó que el Eibar pensara en la remontada. Al gol de Enrich, minutos después del tanto de Suárez, llegaron sendas dianas de Messi en apenas 180 segundos. No contento con ello, pondría el broche final con el sexto gol de la noche.

La sutileza en el golpeó ajustado en el cuarto gol del Barça dejó sin argumentos a los rivales. Desquiciados del todo, quedó la zaga armera con el broche final. Aún quedarían dos balas en la recámara del astro azulgrana. Primero tras una combinación con Paulinho y, finalmente, aprovechando una gran jugada de Aleix Vidal.

Fotos

Vídeos