Deulofeu concede un respiro a Valverde

Leo Messi observa cómo el balón se mete en la portería de Adán. :: LLUIS gené / afp
Leo Messi observa cómo el balón se mete en la portería de Adán. :: LLUIS gené / afp

El técnico azulgrana cambió de nuevo el sistema, Messi volvió a jugar de falso nueve y Sergi Roberto marcó el segundo tanto El canterano fue clave en los dos goles del Barça que venció a un Betis romo en ataque

JESÚS BALLESTEROS

barcelona. En la noche del recuerdo, de los asientos vacíos, del homenaje con mayúsculas, el Barcelona celebró su primera victoria oficial del curso. Se estrenó por fin Valverde tras el doble revés en la Supercopa ante el Madrid. Venció al Betis en el estreno liguero, sacando tajada de un rival propicio, que salió de inicio con seis de las caras nuevas que han llegado este verano y cuyo estilo benefició, y mucho, a las necesidades del Barça.

Nadie va a descubrir a estas alturas a Quique Setién y el estilo por el que apuesta, como tampoco se podrá dudar de que su libreto terminará dando resultado en Heliópolis. Pero apenas creó peligro y sus hombres no superior gestionar el control que tuvieron, por bastantes momentos, en el centro del campo arrebatándole la posesión al Barça.

Al equipo azulgrana le bastó con dos ramalazos para sacar el choque adelante y volver a vencer al Betis en el debut liguero (aunque sin el abultado 6-2 de la pasada campaña). Eso sí, el duelo pudo acabar incluso en goleada de no ser por la particular mala suerte de Messi que estrelló hasta tres veces al palo.

Sea como fuere, es el fútbol más sencillo de lo que algunos pretenden. Deulofeu por fin se atrevió a encarar a su par e imprimir cierta velocidad al juego del Barcelona. Altamente necesaria cuando la única alternativa azulgrana en ataque hasta el primer gol era ver qué hacía Messi con el balón en los pies. Ambos combinaron, con un punto de intensidad por encima que el resto y se abrió la lata.

Todo ocurrió extremadamente rápido. Lograba adelantarse el equipo de Valverde justo cuando concedía la primera ocasión más clara de todo el choque. A Sergio León le vino grande la galopada por el verde del Camp Nou y Mascherano le evitó el mal trago a los suyos. Segundos después, otra vez Deulofeu, otra vez por una banda, dejó el cuero franco para que Sergi Roberto batiera a Adán logrando su primer gol oficial en Liga con el primer equipo del Barcelona.

Deulofeu pegado a la cal, encarando, Sergi Roberto en el eje de la medular con llegada y el Barça que lograba imponer una ventaja tan cómodo como el partido en sí.

Ahora llegarán los refuerzos para asentar la medular viendo que Iniesta podría quedarse para partidos claves y la necesidad de alguien que resuelva en la parte ofensiva, pero lo cierto, es que Sergi Roberto podría ser una pieza clave en el eje del centro campo incluso llegando por detrás del trío de ataque como en la jugada del segundo gol.

Pues el Betis, fiel reflejo de lo que quiere Quique Setién para este equipo, se negó a negociar el estilo de juego. Balones sacados desde atrás y a buscar la meta rival con buen fútbol. No le salió en su primer envite oficial como entrenador del Betis, pero llegarán los frutos. El Betis le ha puesto sobre la mesa un buen grupo de jugadores para que el técnico cántaro haga lo que mejor sabe hacer.

Con seis caras nuevas salía el cuadro andaluz para buscar una sorpresa que no llegó. El Barça se sobrepuso a la doble derrota ante el Real Madrid y a las bajas de Iniesta y Luis Suárez por lesión (Piqué tampoco jugó).

Ante la falta de alternativas, eso sí, la 'Messidependencia' se antoja a estas alturas de la película (acaba de arrancar la campaña) muy peligrosa. La estrella argentina necesita de socios para generar algo más de fútbol, para cuando él no ofrezca su mejor versión e incluso para brillar como ha hecho en años anteriores.

Teniendo en cuenta que los fichajes cambiarán la actual fisonomía del equipo, el Barcelona salió bien parado de un choque cómodo donde los que están llamados a formar la segunda línea respondieron (notable el choque de Semedo) y supieron sacar fruto de un Betis romo ofensivamente y que pagó caro los gazapos en la medular.

Más

Fotos

Vídeos