El Barça recurre a las rotaciones ante el Alavés

El equipo vitoriano ya se aprovechó la pasada temporada de un once poco habitual para ganar 1-2 en el Camp Nou

P. RÍOS BARCELONA.

A las puertas de una exigente semifinal de la Copa contra el Valencia y con el Chelsea esperando en la Champions, Valverde medita hacer rotaciones en Liga aprovechando la ventaja holgada que el Barça lleva a sus perseguidores en la clasificación. El problema es que llega el Alavés, equipo que la pasada temporada ya aprovechó un día de descanso de titulares en el once azulgrana para imponerse por 1-2 en el Camp Nou. En el banquillo está Abelardo, que como exjugador azulgrana conoce bien los secretos del estilo 'culé', y en el ataque la amenaza es Munir, cedido por el Barça, sin 'cláusula del miedo', como el curso pasado, cuando, a préstamo en el Valencia, marcó tanto en Mestalla como en el Camp Nou, aunque perdió los dos partidos.

«No hay problemas con las rotaciones. Las llevo con tranquilidad y naturalidad. Lo hablamos con el entrenador y si tengo que rotar lo hago, como otros compañeros», explicó Messi el viernes durante la presentación de sus nuevas botas. Con lo que se avecina, puede ser uno de los últimos días en los que el mejor jugador del mundo, en un gran momento de forma, pueda ser reservado. Algo parecido sucede con Luis Suárez, lanzado, encadenando varias jornadas marcando, pero apercibido de sanción. Ahora que Valverde ha recuperado a Coutinho y Alcácer tras sus lesiones, podría plantearse una pequeña revolución en el once a la espera del alta de Dembélé. Además, Aleix Vidal y Deulofeu todavía no han cambiado de aires y pueden echar una mano.

Vermaelen es la otra baja, en su caso en defensa. Con Mascherano ya en el Hebei Fortune, Piqué y Umtiti tampoco pueden jugarlo todo. Sería un riesgo de lesión. El colombiano Mina podría disponer así de sus primeros minutos. Sí volverá Ter Stegen, suplente en Copa, y parece probable que habrá cambios en los laterales, con Semedo y Digne entrando por Sergi Roberto y Alba.

El Alavés llega optimista, sabiendo que puntuar en el Camp Nou es muy complicado, pero satisfecho por presentarse en Barcelona fuera de la zona de descenso tras una primera vuelta en la que parecía condenado a Segunda. Pero con el tercer técnico, Abelardo, ha llegado la mejoría. Eso sí, no podrá contar con los sancionados Ely y Pina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos