El Barça recurre a toda su artillería frente a un Levante demasiado mermado

P. RÍOS BARCELONA.

Tras las vacaciones navideñas y el empate ante el Celta (1-1) en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, el Barça vuelve en 2018 a una Liga de la que se despidió con un gran sabor de boca en 2017 propiciado por el 0-3 ante el Real Madrid en el clásico del Santiago Bernabéu. Líder destacado, ya campeón de invierno, el equipo azulgrana recibe al Levante concienciado de que no puede permitirse tropiezos por un exceso de relajación que pueda poner en peligro la buena ventaja adquirida sobre sus perseguidores. Anda el entorno algo despistado por el inminente aterrizaje de Coutinho, interior o extremo brasileño del Liverpool que costará unos 163 millones entre traspaso fijo y variables, y Ernesto Valverde intenta establecer prioridades.

Gestionando ya un mes de enero que puede ser de locura si el Barça avanza en Copa (un partido cada tres o cuatro días hasta mediados de febrero), el técnico ya reservó para esta cita liguera a Messi (líder del Pichichi con 15 goles), Luis Suárez e Iniesta, quienes no viajaron el jueves a Vigo, y a Ter Stegen (líder Zamora con siete goles encajados), Sergi Roberto, Jordi Alba y Rakitic, que fueron suplentes. Los siete serán titulares junto a Piqué, Vermaelen y Paulinho, que no descansaron en Balaídos. Falta una plaza, porque Busquets es baja por sanción y Alcácer y Umtiti se lo pierden por lesión. El elegido podría ser ya Dembélé de inicio para jugar con un 4-3-3 o un interior como André Gomes o Denis Suárez, con Paulinho más avanzado en un 4-4-2. El medio centro será Rakitic.

También tiene opciones de jugar Mascherano para dar un descanso a Piqué o Vermaelen antes de irse al fútbol chino. El central argentino está esperando que se recupere Umtiti o que llegue el colombiano Yerri Mina (Palmeiras) para hacer las maletas tras ocho temporadas en el club y con la vista puesta en sumar minutos para jugar el Mundial de Rusia 2018 con Argentina.

Fuera de la lista se quedaron Arda Turan, Rafinha y Deulofeu, los tres con opciones de dejar el club ya. El caso de Deulofeu es especialmente preocupante porque en su día sí contó para Valverde y no sale de ninguna lesión importante.

El Levante, decimosexto clasificado, llega bien de ánimo tras el 1-2 ante el Espanyol en la ida de octavos de la Copa, aunque mermado por tres bajas muy importantes por sanción: el centrocampista Campaña y los delanteros Bardhi y Morales, los máximos goleadores del equipo granota.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos