El Barça evita su primer borrón de la Liga

El valencianista Rodrigo consigue rematar a gol en Mestalla pese a la oposición de los azulgrana Busquets y Umtiti. :: manuel bruque / EFE/
El valencianista Rodrigo consigue rematar a gol en Mestalla pese a la oposición de los azulgrana Busquets y Umtiti. :: manuel bruque / EFE

El líder y el aspirante siguen invictos tras igualar en un duelo marcado por el claro gol de Messi que no subió al marcador

JESÚS BALLESTEROS

En un partido con dos mitades tan diferenciadas, lo lógico era que el empate fuera el resultado final. El duelo entre el primero y el segundo acabó en tablas dejando un grosero error de los colegiados en el gol anulado a Messi, pero la sensación de que costará ver la primera derrota del Barcelona en esta Liga y la confirmación de que el Valencia está tan de vuelta que será difícil desbancarlo de la zona Champions.

1 VALENCIA

1 BARCELONA

Equipo1
Neto, Montoya, Paulista, Garay (Vezo, min. 85), Gayá, Soler (Santi Mina, min. 89), Parejo, Kondogbia, Guedes, Rodrigo (Andreas Pereira, min. 81) y Zaza.
Barcelona
Ter Stegen, Semedo (Aleix Vidal, min. 80), Vermaelen, Umtiti, Jordi Alba, Busquets, Rakitic (Deulofeu, min. 68), Iniesta (Denis Suárez, min. 72), Paulinho, Messi y Luis Suárez.
Goles
1-0: in. 60, Rodrigo. 1-1: min. 82, Jordi Alba.
Árbitro
Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Amonestó a Kondogbia, Paulista, Rodrigo y Andreas Pereira.
Incidencias
Estadio de Mestalla. 50.000 espectadores. El Barcelona saltó al césped con una camiseta en la que se leía un mensaje de ánimo a Berizzo. Se guardó un minuto de silencio por el que fuera presidente del Valencia, Jaime Ortiz, fallecido.

Todos habían marcado en rojo el partido entre los mejores clasificados de nuestra Liga. El Valencia porque llegaba al choque convencido de poder meterle mano al líder, los de Valverde sabían que podían dar un golpe en la mesa, mientras que los rivales de ambos (Madrid y Atlético) esperando el tropiezo también del cuadro azulgrana o un empate como mal menor. Un resultado éste, el 1-1, que dejó como grandes favorecidos a los dos equipos de la capital española que sí resolvieron sus envites del fin de semana.

Que el Barcelona no ha venido jugando bien pese a los resultados es tan cierto como la capacidad que ha mostrado para sumar puntos de tres en tres. Mentalizados de que si alguien podía infligir la primera derrota a los culés era el Valencia, salieron los jugadores de Marcelino, pero se encontraron con el Barcelona más parecido al gran Barça que se había visto hasta la fecha. Al menos, hasta el descanso. Y es que nunca los dos tiempos reglamentarios marcaron tanto las dos versiones del partido que se vio entre Valencia y Barcelona. Éste, fue dueño y señor del balón hasta el parón. Además, comprometido con la presión al rival como en los mejores tiempos de Guardiola. Dominó el duelo en todo momento y sólo el el trío arbitral le privó de adelantarse en el marcador antes.

Nada tuvo que hacer Ter Stegen hasta el descanso. Todo el peligro se cocinaba en el otro área. Neto sería tanto o más protagonista como los árbitros. Sacaría dos buenos balones a Paulinho y Suárez, pero un error incomprensible terminaría generando la jugada polémica del choque.

Un tiro de Messi se le escapaba al cancerbero local y el balón entraba claramente. Lo vio todo Mestalla, menos los encargados de marcar el centro del campo. De hecho, el Valencia casi marca mientras los jugadores del Barcelona celebraban un gol que no terminaba subiendo al marcador.

Error arbitral

Tan grosero como evidente fue el error arbitral que Messi no tuvo más que salir riendo del campo al descanso. Quizás sabedor de que sería capaz de cerrar el partido en la segunda mitad, visto lo visto en el primero de los tiempos. Y es que entendió el Barcelona que el partido trascendía más allá de los tres puntos en juego en Mestalla.

El Valencia resolutivo y valiente que se ha visto hasta la fecha y que le ha permitido ser el segundo clasificado en la Liga sólo apareció en el segundo acto. Salió timorato, metido atrás, lo apostaba todo a una contra o una rápida transición que pudiera descolocar al líder. Marcelino, desde la grada, veía cómo su equipo se achicaba ante la visita del Barça.

Al menos, hasta que se dio cuenta de que el camino si de dar la sorpresa se trataba era el opuesto. Se pareció más al Valencia de toda la temporada tras la reanudación. Extrañó sobre manera que el equipo valencianista tardara toda una primera mitad en reaccionar viendo cómo había calentado su afición el choque.

El ambiente en los aledaños de Mestalla superó al de las mejores citas y una marea humana inundó la calle para hacerles ver a los suyos que era la noche para demostrar de una vez por todas que el Valencia estaba de vuelta.

Logró el Valencia convertir el partido en un choque de ida y vuelta, donde el Barcelona carecía ya del control de los primeros 45 minutos. En ese fútbol se desenvuelve mejor el equipo local. Tanto que volteó por completo el duelo. Ter Stegen evitaba el gol de Guedes a los pocos minutos, pero una combinación del propio jugador portugués, Gayá y Rodrigo permitió que el Valencia se adelantara en el partido.

Tal fue la liberación del equipo ché con el gol que se permitió el lujo de robarle el cuero al Barça y asumir todo el peso atacante en el partido. Lo que antes era control y criterio, había degenerado en imprecisiones y falta de ideas. La portería de Neto se antojaba ahora lejana, aunque el Barça había dado sobradas muestras esta temporada de que es capaz de sacar rédito incluso en sus peores momentos tal y como terminaría sucediendo. Los cambios impuestos por Valverde y la lesión de Garay tuvieron también su peso en el marcador final.

Messi y Jordi Alba se alternaron los papeles para hacer uno de los goles de la jornada por dificultad, belleza y plasticidad. El argentino daba una asistencia mágica al lateral que empalaba a la primera para batir a Neto. Pese al tanto, no habría paz para ninguna de las dos escuadras y los estertores del choque originarían una serie de ocasiones que bien pudieron decantar el resultado final para cualquiera de ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos