El Atlético se atasca en Butarque

COLPISA MADRID.

Pretendía el Atlético de Madrid hacer borrón y cuenta nueva y revitalizarse tras la derrota sufrida tres días antes frente al Chelsea, pero pinchó en Leganés y tuvo que dar las gracias al genial Oblak para no llevarse otro varapalo en la Liga ante un dignísimo rival que no sólo estuvo muy sólido en defensa, sino que con la salida tras el descanso de El Zhar se mostró más incisivo y rozó el gol en un par de ocasiones. Lo evitó en ambas, en siete minutos, el portero esloveno del Atlético, que realizó dos paradones.

Incluso Simeone retiró a Griezmann, pasada la hora de partido. Tras el pésimo encuentro de la gran estrella del Atlético, el técnico argentino apostó por Vrsaljko para formar una defensa de cuatro después de haber alineado, obligado por las bajas de Filipe y Lucas, una zaga con tres centrales.

Fotos

Vídeos