Diario Sur

jornada 12

Oblak y Keylor, sin red de seguridad

Jan Oblak, portero esloveno del Atlético, durante un entrenamiento.

Jan Oblak, portero esloveno del Atlético, durante un entrenamiento. / EFE

  • El meta rojiblanco ha recibido un gol en los últimos cuatro partidos mientras que el Real Madrid llegó a estar 10 partidos choques seguidos sin dejar su puerta cero

Rachas y estilos contrapuestos chocan este fin de semana en el Calderón por última vez, al menos en Liga. Un duelo de máxima rivalidad en el que en los últimos tiempos parece que existe un guión pactado en el campeonato doméstico. El centro del campo madridista sostiene el peso del partido, el Atlético aguanta sin apuros en defensa los minutos sin balón y estos últimos se llevan el gato al agua haciendo daño a medida que avanza el partido. Cuatro victorias rojiblancas y otros dos duelos que acabaron en tablas son el balance que se puede recoger de los partidos que enfrentan a ambos equipos en Liga desde la temporada 2013/2014. Aunque esta vez, las bajas y el cambio de registro de los atléticos, hacia un fútbol mas generoso ofensivamente, aventuran otro tipo de espectáculo.

En el pasado reciente encontramos la mejor defensa de Europa en los últimos años, la de los pupilos del Cholo, que en los últimos partidos parece flaquear. La explosión de Yannick Carrasco como jugador más en forma de los rojiblancos, unido a la dupla francesa que acosa a las zagas rivales, Gameiro y Griezmann, han provocado que el equipo de Diego Simeone no encuentre el equilibrio entre el equipo rocoso de hace tan sólo un par de meses y el nuevo Atlético, capaz de marcar 25 goles en sólo 11 jornadas ligueras.

Por contra, los madridistas son incapaces de frenar la sangría de goles en contra. El breve paréntesis del fin de semana pasado frente al Leganés (3-0) no colma las expectativas del exigente aficionado del Bernabéu, ni tampoco las de Zinedine Zidane, que viene avisando durante el último mes, tanto ante la prensa como en el terreno de juego. “Cada partido nos meten un gol, y eso no puede ser” es la frase más repetida de 'Zizou' durante cada comparecencia, y que deja entrever la frustracion del francés, que no consigue dar con la tecla. Muestra de ello es que ha alineado hasta 12 defensas distintas esta temporada.

Tampoco han ayudado las numerosas lesiones que han golpeado una y otra vez al club blanco. El último ha sido Morata, que estará de baja durante aproximadamente un mes, pero es el engranaje defensivo el que más se ha visto perjudicado por esto. La teórica defensa titular que se planteaba Zidane en los primeros partidos, con Marcelo y Carvajal en los laterales, y Varane y Ramos como centrales , sólo ha coincidido sobre el césped en cuatro ocasiones.

Las recuperaciónes de Modric y Sergio Ramos no sirven para dar el respiro necesario, ya que las dolencias de Pepe, Kroos y Casemiro hacen difícil pensar en un once titular de garantías. Benzema se ha ejercitado con el grupo en los dos últimos días, pero no llega en plenitud.

Dudas

En el Atlético de Madrid, en cambio, sólo encuentran un contratiempo en el horizonte, pero implica a su jugador clave: Griezmann. El francés ya se ejercitó el jueves con el resto de sus compañeros y desde el club no se plantean que su estrella se pierda el partido, pero no está en plenitud. En el seno del Vicente Calderón saben que el francés forzará para ser titular, pero tambien son conscientes de que la lesión puede mermar el rendimiento del delantero.

A diferencia de otras temporadas, el Atlético tiene piezas suficientes para no echarle de menos. Kevin Gameiro, Yannick Carrasco y Fernando Torres se erigen como alternativas perfectamente plausibles para paliar la ausencia de Griezmann.

Frente a ellos se encontrarán a un Real Madrid que a pesar de seguir marcando diferencias arriba como en temporadas anteriores, no encuentra la estabilidad necesaria para distanciarse de sus perseguidores en Liga y asegurar su clasificación matemática para octavos de final de la Champions. Cristiano Ronaldo, a pesar de seguir marcando con su selección, no acaba de encontrarse con el gol en su club y los números no juegan a su favor. 349 son los minutos que suma el portugués sin ver puerta en el Calderón. Además, la lesión de Morata y las dudas sobre el estado físico de Benzema dejan la puerta abierta para que Zidane pueda alinear al '7' como delantero centro, flanqueado por Lucas Bale y Lucas Vázquez en las bandas, o quizá optar por una alineación con tan sólo dos delanteros.