Diario Sur

Poyet: «Una decisión perdió el partido»

Gustavo Poyet.
Gustavo Poyet. / Afp
  • El entrenador del Real Betis se quejó en rueda de prensa del tanto anulado a los verdiblancos poco después del logrado por el Sevilla

El entrenador del Real Betis, el uruguayo Gustavo Poyet, se mostró muy enfadado a la conclusión del derbi que su equipo perdió en el campo del Sevilla (1-0) y dijo que "una decisión perdió el partido", en alusión al tanto anulado a los verdiblancos poco después del logrado por los locales.

Poyet, en la sala de prensa del estadio Ramón Sánchez Pizjuán, calificó esta noche como "clave" el gol anulado al delantero Álex Alegría por fuera de juego y que un partido de este tipo se "caracteriza por los detalles".

"La semana pasada fue lo mismo -partido como local ante el Granada (2-2)-. Llevamos cinco jornadas y ya estoy un poquito harto", resaltó el uruguayo, quien vio "un clásico de los de antes, de gente enojada, de protestas", e insistió en que le "gustaría" que le llamara "el jefe de los árbitros para que explique" lo sucedido.

Poyet, independientemente de la jugada del tanto anulado, reitero que el partido le "encantó, un clásico de los de antes, de los suramericanos, no fue bonito, no hubo muchas ocasiones de gol" y que le "jode que esto pase" porque "que pase una semana vale, pero otra te empieza a preocupar".

El técnico de los verdiblancos comentó que su equipo compitió, aunque reconoció que le hubiera gustado tener más el balón porque les "costó muchísimo tirar entre los tres palos. Ese fue el mensaje del entretiempo", aunque se siente "orgulloso de los jugadores".

Poyet anunció que para el partido del viernes en el Benito Villamarín ante el Málaga "habrá que refrescar al equipo" en un partido "que se torna importante porque se juega en casa".