Un vigilante pierde un ojo por un puñetazo durante el derbi

Un vigilante de seguridad ha perdido un ojo como consecuencia de un puñetazo que recibió durante el derbi del sábado entre el Atlético y el Real Madrid por parte de un aficionado que pretendía entrar gratis al Wanda Metropolitano, cuando quedaban diez minutos para el final del partido. La Policía está tratando de localizar al agresor que se dio a la fuga y que se identificó como socio del Atlético de Madrid antes de serle denegada la entrada al estadio por parte de la víctima.El vigilante, que trabaja habitualmente en el Metro de Madrid, había sido contratado para reforzar la seguridad del derbi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos