Trámite peligroso para el Barcelona

Ya está clasificado para octavos, pero el riesgo de lesiones y la calidad del Sporting condicionan las rotaciones de Valverde

P. RÍOS BARCELONA.

Partido extraño el que va a disputar el Barça hoy ante el Sporting de Lisboa para cerrar una fase de grupos de la Liga de Campeones en la que que ya se ha asegurado el pase a octavos de final como primero de grupo. A Ernesto Valverde, que no quiere perder más puntos en Liga antes de Navidad tras los dos empates consecutivos contra Valencia (1-1) y Celta (2-2), le gustaría dar descanso a todos sus titulares y afrontarlo como si se tratase de la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa del Rey recién superada ante el Murcia: tirando de suplentes y de jugadores del filial. Pero el equipo portugués sí se juega el billete como segundo, aunque lo tiene complicado (necesita ganar y que la Juventus pierda ante el Olympiacos) y cuenta con calidad en su plantilla para hacer un roto en el estadio azulgrana si el Barça no se lo toma en serio. Por respeto a los rivales y a la propia afición que acuda al Camp Nou, también por prudencia deportiva, el técnico intentará presentar un equipo competitivo. La UEFA también premia económicamente cada victoria, un detalle que no es menor.

No estarán los últimos lesionados, Umtiti, que debe cumplir dos meses de baja tras sufrir una lesión muscular ante el Celta, e Iniesta, que de momento es duda para enfrentarse el domingo al Villarreal. Se unen a las ausencias de Mascherano, Dembélé, Rafinha y Arda Turan. El turco ya buscando equipo, no porque se encuentre en la enfermería. Valverde debe meditar si arriesga a la pareja de centrales que le queda, Piqué-Vermaelen, un peligro teniendo en cuenta la fragilidad física del belga y que cualquier contratiempo dejaría a la defensa en cuadro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos