Fase de grupos | Jornada 3

Los soberanistas se quedan fuera del Camp Nou

Despliegue del mosaico reivindicativo en el Camp Nou. /Albert Gea (Reuters)
Despliegue del mosaico reivindicativo en el Camp Nou. / Albert Gea (Reuters)

La Asamblea Nacional Catalana y Òmnium declinan la invitación del Barça para asistir al choque ante Olympiacos al considerar insuficiente el mosaico desplegado con el mensaje «Diálogo, respeto y deporte»

JESÚS BALLESTEROS

Que el Barcelona no es un club de fútbol más es de sobra conocido por todos. Parte activa en el conflicto político y social que se vive en Cataluña desde hace semanas, antes del encuentro de Champions ante el Olympiacos griego, la entidad dejó un ejemplo más de su posicionamiento.

Un enorme mosaico de 45x46 metros cubrió una de las gradas del estadio azulgrana con el mensaje "Diálogo, respeto y deporte" como muestra de su implicación como miembro de la Comisión Independiente para la Mediación, el Diálogo y la Conciliación ante la situación de conflicto que vive Cataluña. Fue justo cuando saltaban los dos equipos al terreno de juego y la melodía de la Champions resonaba en los altavoces.

«Hablando se entiende la gente»

Acabado el choque ante Olympiacos, el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, no eludió referirse al porqué de esa pancarta que apareció en las gradas del Camp Nou reclamando "diálogo, respeto y deporte". "Vivimos en Cataluña una situación extradeportiva difícil y siempre nos hemos posicionado a favor del diálogo porque hablando se entiende la gente. Entendemos también que hay que respetar a las mayorías, a las minorías y a una entidad que históricamente ha desmostrado ser más que un club", subrayó al máximo dirigente culé. Cuando en beIN se le cuestionó por qué no hubo minuto de silencio en memoria de las víctimas por los incendios en Galicia, Bartomeu afirmó: "El Barça siempre apoya a la gente que lo pasa mal, pero con la UEFA no es fácil acordar este tipo de iniciativas".

Un gesto insuficiente en opinión de los soberanistas que han recriminado no poder mostrar unas pancartas de apoyo a Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, presidentes de Ómnium y ANC, encarcelados sin fianza por sedición. Los colectivos pretendían entrar al estadio con enormes pancartas con fotos de los dos encarcelados y con la palabra "Freedom" (libertad en inglés). Pero el club catalán no les ha permitido la entrada.

De hecho, tanto Ómnium Cultural como la Asamblea Nacional Catalana han declinado la invitación del FC Barcelona para ver el partido desde el palco. Ambos colectivos mandaron sendos comunicados respondiendo negativamente a la invitación, siendo ANC más tajante. "Creemos que el mensaje del FC Barcelona no representa el sentimiento de la mayoría de la afición, por eso rechazamos la invitación al palco".

Cabe recordar que el Camp Nou es un escenario habitual de reivindicaciones políticas de Cataluña. En los últimos años se ha intensificado el posicionamiento de la entidad azulgrana en este aspecto. Desde el ya famoso "Catalonia is not Spain" al más reciente litigio de las esteladas. Y es que la UEFA castigó con importantes multas económicas por la reiteración del club de mostrar estas banderas durante los partidos de la Champions. El conflicto llegó al TAS, ante el que el Barcelona presentó recurso por estas sanciones y acabó con un acuerdo entre ambas partes.

Fotos

Vídeos