El Sevilla quiere ser más grande

LUIS F. GAGO SEVILLA.

Vuelve el Sevilla a unos octavos de final de la Champions League por cuarta vez en su historia en su actual formato. Será hoy, frente al Manchester United. En las tres ocasiones anteriores cayó frente a rivales en teoría asequibles, Fernerbahçe, CSKA de Moscú y Leicester, mientras que ahora se enfrenta a un contrario de gran caché donde por vez primera los sevillistas no serán los favoritos. Visita el Sánchez Pizjuán un viejo conocido de la Liga española, José Mourinho, al frente a los 'red devils', herederos de los rojiblancos en el trono de la Europa League la temporada pasada. El equipo andaluz no ha vuelto a meterse entre los ocho mejores de Europa desde su debut en la máxima competición continental de clubes en la temporada 1957-1958, cuando cayó en esa fase ante el Real Madrid (8-0 y 2-2).

Ahora se enfrentan rey y delfín en la máxima competición continental con los locales intentando resarcirse tras un inicio de campaña dubitativo. Tras la marcha de Berizzo y la llegada de Montella, en la planta noble de Nervión hay un halo de esperanza de cara a esta eliminatoria. Cuando fue el sorteo nadie entre los directivos hispalenses daba un porcentaje mínimo a favor del Sevilla por el pase a cuartos. El equipo estaba roto y desde la parcela técnica la división con el vestuario era importante. En enero el nuevo técnico sevillista apostó por un once ideal más un par de refuerzos que le fueron prometidos en la reunión que mantuvieron Óscar Arias, actual director deportivo, y el propio Montella en tierras milanesas.

Esta apuesta ha sido un acicate para los intereses sevillanos. La mejora en Liga cada vez es más notoria y la clasificación para la final de Copa del Rey ha servido para despertar la alegría dentro de una plantilla demasiado depresiva para el coste total y la calidad que tiene. «Ahora estamos en un buen momento y debemos aprovecharlo, aunque sea contra un equipo que es de los mejores de la Premier. Es una oportunidad perfecta para pasar a cuartos y hacer historia», aseveró Escudero en la rueda de prensa de ayer previa al encuentro para ejemplificar la unidad que existe en el vestuario alrededor del nuevo entrenador. «Pese a que estamos en una racha positiva, necesitamos jugar a un nivel superior que en los partidos contra el Atlético», matizó Montella, para aclarar que los estados de ánimo en el mundo del fútbol sólo son un 50% de los choques, ya que los componentes de intensidad y suerte juegan al mismo nivel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos