El Sevilla se gana poder seguir soñando en Europa

LUIS F. GAGO SEVILLA.

Presentó el Ramón Sánchez-Pizjuán el aspecto de gala de sus mejores noches europeas. Era la ida de los octavos de final y el baile era con uno de los 'cocos' del viejo continente. El Manchester United visitaba tierras andaluzas para aspirar a los cuartos de final ante una de las 'cenicientas' que quedaban aún tras la fase de grupos. El Sevilla, con la esperanza e ilusión del que ha sido invitado muchas veces con los mayores, pero nunca ha dado la talla. En el primer enfrentamiento, que acabó en tablas y fue muy táctico, un empate a cero que contentó a los ingleses, pero no tanto a los españoles, que merecieron vencer con nítida diferencia pero se estrellaron ante David de Gea.

0 SEVILLA

0 MAN. UNITED

Sevilla
Sergio Rico, Jesús Navas, Lenglet, Mercado, Escudero, Banega (Pizarro, min. 90), Nzonzi, Sarabia, Vázquez, Correa, Muriel (Sandro, min. 85).
Manchester United
De Gea, Valencia, Lindelof, Smalling, Young, Matic, Ánder Herrera (Pogba, min. 16), McTomonay, Mata (Martial, min. 80), Lukaku y Alexis (Rashford, min. 75)
Árbitro
Clement Turpin (Francés). Amonestó con tarjeta amarilla N'Zonzi y Alexis.
Incidencias
Ambientazo en el Sánchez-Pizjuán. Partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones.

El Sevilla saltó al césped sevillano con la intención de repetir hazañas pasadas. Recordando cómo llegó a la final de Copa en su momento más difícil de la temporada, el técnico sevillista quiso repetir jugada. No se arriesgó con el once titular, puso a aquellos que más confianza le daban sin miedo a que muchos, como Banega y Correa, hayan estado entre algodones hasta 24 horas antes del inicio del choque. En el bando contrario, decidió Mourinho ser fiel a su estilo de estratega en su visita al Pizjuán. Hizo cambios raros pero tuvo que recurrir a Pogba cuando se lesionó Ander Herrera al cuarto de hora.

La primera mitad acabó en empate a cero gracias a un nombre: David de Gea. El portero de los 'diablos rojos' salvó a sus compañeros de una derrota. Con dos paradas soberbias, sobre todo una tras cabezazo a bocajarro de Muriel, demostró por qué le quiere el Real Madrid. Para la reanudación, el United adelantó líneas e intentó finiquitar la eliminatoria por la vía rápida para no encontrarse con problemas en la vuelta. Sin embargo, de nuevo fue el Sevilla el que gozó de las mejores ocasiones, aunque con más corazón que cabeza en muchos tramos. Mientras Mourinho realizaba cambios que intentaran darle cierta ventaja, Montella jugó casi todo el duelo con los mismos once jugadores. Todo se resolverá en el Teatro de los Sueños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos