El Sevilla se gana ante el Spartak soñar con los octavos

LUIS F. GAGO

Sevilla. El Sevilla venció al Spartak de Moscú por 2-1 en uno de los duelos importantes del grupo. Con la segura de antemano victoria del Liverpool ante el Maribor, era la primera prueba de fuego que debía superar el club de Nervión para seguir soñando con los octavos de final. La esperanza la repartieron entre Lenglet y Banega, artífices de la victoria final. Junto a ellos un Sarabia espectacular que aportó dinamismo y tensión a partes iguales.

Pisó el acelerador el Sevilla en la primera parte. Sin rotaciones excesivas, esta vez el once de gala sevillista carburó mejor. La precisión de los pases, la conjunción entre los hombres de arriba y la seguridad N'Zonzi-Pizarro en la medular fueron las claves para que el equipo andaluz se pusiera por delante a la media hora a balón parado. Tras la salida de un córner, Lenglet se marchó con un amago inteligente de su par para anotar de cabeza el 1-0.

En la segunda mitad, Banega se sacó un zurdazo desde la frontal que acabó con la pelota en la escuadra. El 2-0 relajó a los andaluces en exceso, que terminaron sufriendo en un duelo que tenían controlado. Ze Luis fue el autor del tanto moscovita, que puso los nervios en el graderío del Pizjuán, ya que Promes estuvo cerca en el tramo final de amargar la noche y mandar a la Europa League a los locales.

Fotos

Vídeos