El Sevilla busca recuperar sensaciones ante el Maribor

LUIS F. GAGO SEVILLA.

Eduardo Berizzo no quiere traumas tras la primera derrota oficial del equipo en la presente temporada ante el Atlético en Madrid y ya piensa en la Champions League como revulsivo para sus jugadores. Para lograrlo nada mejor que enfrentarse al, en teoría, rival más débil del grupo, el Maribor esta noche en el Ramón Sánchez-Pizjuán (20.45 horas) dentro del Grupo E.

El equipo esloveno es la perita en dulce que necesitan los andaluces para asaltar el liderato y dar por bueno el empate de hace dos semanas en tierras británicas frente al Liverpool. Además, jugarán los sevillistas en casa, en un Sánchez-Pizjuán que se espera que esté hasta la bandera para dar a los suyos el aire que necesitan en un momento tenso de la campaña. «Necesitamos a todos los jugadores implicados y para ello nada mejor que una afición que nos dé aliento desde el primer minuto», recordó Berizzo en la rueda de prensa previa al duelo.

Enfrente tendrá a un Maribor que logró otro empate ante el Spartak de Moscú dando pruebas de que no será tan fácil como esperan los otros clubes vencer al equipo balcánico. Entre su plantilla cuenta con hombres como Ahmedi y Hotic, que son buenos centrocampistas con capacidad para generar un buen fútbol si así lo desean. Por otro lado, el equipo del sureste europeo tiene en el contragolpe su principal arma.

Son conscientes de sus limitaciones pero aprovechan sus escasas virtudes al máximo, prueba de ello es que han empatado cuatro de los siete encuentros de 'Champions' que llevan disputados en su historia. Saben que su objetivo es conseguir resultados cortos e intentar llegar al final del duelo con posibilidades de dar la sorpresa.

Fotos

Vídeos