Roma, inicio del camino hacia el sueño de Kiev

RODRIGO ERRASTI MADRID

«La Liga de Campeones es mi obsesión», canta la grada del Atlético, que no se ha podido juntar aún en Madrid para ver a los suyos. Desde mediados de mayo sólo ha podido seguir a los suyos por televisión, o viajando a estadios ajenos. Realmente el balance no es malo: cinco puntos en Liga en tres partidos (Girona, Las Palmas y Valencia) para un equipo que sólo ha perdido uno de sus últimos 20 partidos oficiales como visitante. Por desgracia para el cuadro rojiblanco fue en el Bernabéu, un 3-0 que no pudo dar la vuelta en el último duelo continental del Calderón. Aquella eliminación fue agridulce y tras el triunfo bajo la lluvia, el equipo de Simeone se conjuró con la afición para volver a intentar el único título que se le ha resistido desde la llegada al cargo del argentino.

Desde 2014 el Real Madrid le ha frenado en su intento de conseguir la 'orejona': dos veces en la final (2014 en Lisboa y 2016 en Milán), la pasada campaña en las citadas semifinales y dos años antes (2015) en unos cuartos. Su regularidad le ha permitido ser el segundo mejor equipo de Europa según el ránking UEFA y ahora quiere demostrar su potencial en un grupo C, que comparte con Roma, Chelsea y Qarabag. El primer paso hacia la final de Kiev debe darlo, de nuevo como visitante, en el Olímpico de Roma. «Es un equipo espectacular, que juega muy bien al fútbol y que tiene un entrenador fantástico», destaca Simeone, que jugó cuatro años en la Lazio, el eterno rival de la Roma y con la que logró un doblete. Cholo cuenta en Europa con Griezmann, que vuelve al once tras dos partidos y 24 días de sanción en Liga por su roja en Girona. El francés aportará gol a un equipo al que puede volver Gabi, que se mostró romo de cara a portería en Mestalla.

Fotos

Vídeos