Messi, en la casa de Cristiano

El Barça visita al Sporting de Portugal, donde se formó el madridista, con la incógnita del compañero del argentino y de Luis Suárez arriba

P. RÍOS

BARCELONA. El Barça afronta la segunda jornada de la Liga de Campeones con la autoestima por las nubes tras sus seis victorias consecutivas en la Liga y el claro triunfo (3-0) ante la Juventus en el estreno europeo, pero con la prudencia de saber que visita a un Sporting de Portugal que practica un buen fútbol y que en la fase de grupos de la pasada edición se lo hizo pasar muy mal al posterior campeón, el Real Madrid. Antes de los dos partidos ante Olympiacos, el rival más débil del grupo sobre el papel, pero duro en Grecia, un buen resultado encarrilaría el pase a octavos, pero una derrota en Lisboa obligaría a ponerse las pilas a los de Ernesto Valverde en los próximos encuentros.

Tras las rotaciones realizadas en los dos últimos partidos de Liga, se supone que el técnico volverá a alinear a su equipo de confianza, aunque con un par de dudas. Vuelven Piqué y Busquets al once tras descansar de inicio en Gerona. La incógnita es si Semedo será titular en su regreso a Portugal, aunque Valverde sólo le alinea en los partidos del Camp Nou, mientras que el lateral derecho en los desplazamientos es Sergi Roberto. Y es difícil adivinar quién acompañará a Messi y Luis Suárez en ataque, si es que les acompaña alguien. Deulofeu podría volver al equipo, pero también tiene muchas opciones Denis Suárez porque así podría echar una mano al centro del campo para crear superioridad. Y la tercera opción, que seguro que el entrenador azulgrana empleará en algún momento, es colocar a Paulinho de enlace entre el centro del campo y la delantera para aprovechar su potencia en las llegadas por sorpresa.

Messi aspira a logra su gol 100 en competiciones europeas. Suma 99 entre los 96 de la Liga de Campeones y los tres que marcó en la Supercopa de Europa. Tiene por encima a Cristiano con 110 (108 en la competición mayor y dos en la menor), aunque el promedio del argentino es mejor al haberlos logrado en menos partidos. Tras su gran inicio contra la Juventus, es la gran atracción en el Estadio José Alvalade, la casa de su gran rival en los premios individuales porque fue allí donde se formó Cristiano Ronaldo. No se espera que Jorge Jesús, técnico que ama un fútbol ofensivo, le tenga preparado un marcaje al hombre por todo el campo como el que ordenó Pablo Machín a Maffeo en el Girona-Barça, pero nunca se sabe porque puede convertirse en una moda.

En el Sporting, el Barça se reencontrará con Mathieu, quien dejó el Barça en verano tras tres temporadas. El francés lo está jugando todo como central zurdo, con el exmadridista Coentrao de lateral zurdo. Mathieu ha comentado estos días que se fue dolido con Josep María Bartomeu y Robert Fernández por el trato recibido en los últimos meses. Motivado estará.

Fotos

Vídeos