La Juve pone a prueba la autoestima del Barça

Recuperado el ánimo tras su buen inicio de Liga, llega al Camp Nou un rival que fue muy superior en los cuartos de la pasada Champions

P. RÍOS BARCELONA.

Anda el Barça dividido entre los que viven al borde de la esquizofrenia y los que se tiran a la piscina aunque no haya agua. Desear que le vaya mal al club para cargar contra Josep Maria Bartomeu y al mismo tiempo esperar que funcione bien el equipo para presumir de Messi ya está provocando un 'esguince cerebral' a más de uno, producto del buen inicio en la Liga de la mano de un Ernesto Valverde sensato y 'sordo' ante el pesimista ruido mediático. «Pero chirrían con la misma distorsionada realidad los que se agarran a tres triunfos ligueros ante Betis (2-0), Alavés (0-2) y Espanyol (5-0) para defender que la marcha de Neymar no va a perjudicar tanto y que el bloque será la clave del éxito como contraposición al tridente. Este martes se juega un partido que cargará de argumentos a unos u otros porque tiene ese nivel para marcar el desarrollo de una temporada: la Juventus visita al Barça en la primera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Esto ya va en serio desde el inicio.

Dice Massimiliano Allegri, técnico del equipo italiano, actual subcampeón de Europa, que «pasar como primero de grupo no es trascendental», contando, aparentemente, con que Sporting de Lisboa y Olympiacos tienen pocas opciones de inquietar a Barça y Juventus. Pero sus actos no coinciden con sus palabras. El sábado, ante el Chievo (3-0) en la Serie A, reservó de inicio a Buffon, De Sciglio, Chiellini (baja finalmente ante el Barça), Barzagli, Álex Sandro, Khedira (ausente también en la convocatoria contra el cuadro culé), Cuadrado (sancionado en Champions) y Dybala, buena parte del previsible once inicial del Camp Nou. Y también sumó su tercera victoria seguida. Varios fichajes del club italiano podrían esperar en el banquillo -Szczesny, Bernardeschi...-, aunque las bajas dan buenas cartas a Douglas Costa y Matuidi.

Mientras, el Barça alineó de entrada a su once más poderoso, sin rotaciones pese al desgaste de la jornada FIFA, quizás al tratarse de un derbi. El problema es que si ante el Espanyol no se vio de titular al fondo de armario, tres días después difícilmente será utilizado en un partido tan importante porque es vital comenzar bien la Liga de Campeones en casa para evitar sustos después.

Dembélé apunta al once

Podría ser titular ya Dembélé tras su prometedor debut frente al Espanyol, con asistencia a Luis Suárez en el 5-0, pero también fue el mejor partido de Deulofeu, con el descaro que se le suponía. Paulinho, entrando al final, también dejó buena imagen. Sin embargo, en su caso cuesta encontrarle ubicación en una media en forma con Busquets, Rakitic e Iniesta. En algún momento Valverde tendrá que hacer rotaciones arriesgadas, con otros nombres, pero ante la Juve no parece que sea el momento. Si tarda en decidirse le puede pasar como a Luis Enrique en el último año, cuando la diferencia entre titulares y suplentes fue tan grande que la calidad del grupo menguó.

El partido estará marcado por el recuerdo cercano de la eliminatoria de cuartos de final de la pasada temporada, cuando la Juve eliminó al Barça con un 3-0 en la ida y un 0-0 en el Camp Nou. El tridente no marcó ningún gol a Buffon en 180 minutos, algo especialmente doloroso en el caso de Messi, quien nunca ha batido al mítico meta italiano.

El argentino llega inspirado, con cinco goles y cuatro postes en tres jornadas de Liga. Y esta vez no tendrá delante a dos jugadores que por su intensidad ayudaron a formar una muralla turinesa en el Estadi en aquella ocasión: Dani Alves y Bonucci, que se han ido a la Juventus y al Milan. Chiellini es baja por una lesión muscular. En el Barça, respecto a aquella eliminatoria, faltarán Neymar, ya en el PSG, y Mathieu, que quedó señalado en la primera parte de aquel 3-0, trampolín para su marcha al Sporting de Lisboa.

El Barça se está armando de autoestima tras un verano tormentoso, también a nivel social e institucional, con los jugadores saliendo a los medios de comunicación para desmentir a Bartomeu, como Iniesta ahora para aclarar que no hay ningún principio de acuerdo para renovar su contrato que acaba en 2018. El orgullo azulgrana tocó fondo en la Supercopa de España encajando un 5-1 global ante el Real Madrid, con dos derrotas en los clásicos. Parece olvidado, pero un tropiezo ante la Juventus podría volver a cuestionarlo todo.

Más

Fotos

Vídeos