No halla el camino al gol en Roma

El Atlético fue muy superior en el Olímpico pero marró clarísimas oportunidades

RODRIGO ERRASTI

Todos los caminos conducen a Roma, pero el Atlético, una vez allí, se sintió atascado de cara a gol. No es un problema nuevo, porque ya lo tuvo en Mestalla, y tampoco lo ha solucionado con el regreso del sancionado Griezmann. Buscó todas las vías hacia la meta romanista, dispuso de varias ocasiones claras de gol -especialmente en una segunda mitad en la que buscó el triunfo con ahínco- pero unas veces fue el portero Allison y otras su propia falta de tino la que le obligó a un empate que supo a muy poco a los de Simeone. Sobre todo después de que Saúl, omnipresente, tuviera en la prolongación una doble ocasión en la que se topó de cabeza con el guardameta y después con el palo cuando quiso remachar el rechace. Era el premio que merecía el Atlético y, en especial, el canterano rojiblanco, que se topó dos veces con la madera. Los italianos, que llevaban 17 días sin competir, se fueron dando las gracias por el empate que les permitirá pugnar con los madrileños y el Chelsea, que goleó al Qarabag, por un billete para los octavos.

0 AS ROMA

0 ATLÉTICO

AS Roma
Alisson; Peres, Manolas, Jesús, Kolarov; Strootman, De Rossi, Nainggolan (Pellegrini, min. 79), Defrel (Fazio, min. 68); Perotti y Dzeko (El Shaarawy , min. 89).
Atlético
Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe Luis; Thomas, Gabi (Carrasco, min. 61), Saúl, Koke, Griezmann (Gaitán, min. 78) y Vietto (Correa, min. 57).
Árbitro
Milorad Mazic (Serbia). Amonestó a Perotti.
Incidencias
Primera jornada del grupo C de la Champions 17-18. Olímpico de Roma. Algo más 50.000 espectadores.

Cholo sorprendió con Vietto arriba junto a Griezmann. Ninguno de los dos estuvo fino. Tanto que acabaron en la ducha. Menos llamativa parece ya la confianza en Thomas, al que colocó junto a Gabi. Rindió otra vez a buen nivel el africano. Estuvo sobrio, tranquilo y evitó meterse en líos defensivos. A su lado estaban Gabi, Koke y sobre todo un Saúl que recorrió metros, trabajó pero siempre se asoció con criterio. De hecho, tuvo la primera, tras una arrancada de Filipe pero la mandó al palo entrando desde atrás. El '8' ofreció pases dignos del mejor mediapunta y dejó sólo a Koke con un pase filtrado pero el canterano no le tuvo fe. Sí que esprintó en otra bola que le regaló, esta vez entrando desde la derecha como si fuese un extremo (Griezmann dejó pasar la pelota de manera inteligente) pero evitó con la tibia el que debió ser el 0-1. Parecía complicado que hubiera una más clara y la tuvo Vietto, al que parece que siempre le falta nervio y determinación, tras un pase de Saúl.

Simeone le sustituyó casi de inmediato y no sólo por marrar sus opciones. De la Roma apenas había noticias. Sólo un zapatazo lejano de Nainggolan obligó a trabajar a Oblak, afortunado de sujetar una bola que atravesó un bosque de piernas.

Correa agitó el partido y generó una opción clara de remate de Saúl, al que le salió un 'putt' de golf demasiado centrado.

Fotos

Vídeos