Europa exige otro Barça

Gary Cahill y Andrés Iniesta, ahora capitanes del Chelsea y el Barça, en el duelo de ida de 2012. :: efe/
Gary Cahill y Andrés Iniesta, ahora capitanes del Chelsea y el Barça, en el duelo de ida de 2012. :: efe

El equipo de Valverde visita al Chelsea con el mal recuerdo de sus últimas salidas en eliminatorias de Liga de Campeones

P. RÍOS

Lo dijo Gerard Piqué hace unos días en un acto de un patrocinador del club. «La temporada va muy bien, pero cinco minutos malos en la Liga de Campeones te pueden dejar fuera y eso puede hacer que un año bueno no lo sea tanto». Recordaba sin nombrarlas las desconexiones que sufrió el Barça hace dos temporadas ante el Atlético (2-0 en la vuelta de cuartos de final) o las del curso pasado en París (4-0, ida de octavos) o Turín (3-0, ida de cuartos). El equipo azulgrana ha dejado de ser fiable a domicilio en las grandes eliminatorias europeas y necesita volver a intimidar lejos del Camp Nou para aspirar al título porque remontadas históricas como la del PSG hace un año son excepcionales y a veces no sirven para nada si se reincide en el error en la siguiente ronda. El Chelsea exigirá en Stamford Breve la mejor versión del Barca en Europa.

No se acercó a esa imagen ideal la que ofreció el Barça en Eibar pese al triunfo (0-2). Anda algo falto de energía el equipo de Ernesto Valverde, acusando el desgaste de la Copa, aunque también se sospecha que hay un plan físico que contemplaba un bajón en estas fechas pasadas con vistas a un nuevo arreón que debería ser visible ahora.

Sin Coutinho, no inscrito porque ya disputó la fase de grupos con el Liverpool, ni Nelson Semedo, sancionado, Valverde desplazó a 21 jugadores a Londres, entre ellos el recuperado Vermaelen y el tercer portero, Ortolá, del filial.

Ernesto Valverde Entrenador del Barcelona «Cualquier momento es malo para medirse al Chelsea, tienen jugadores determinantes arriba»

El once apunta al mismo que logró la victoria más importante esta temporada: El del 0-3 en el clásico del Bernabéu contra el Real Madrid, con Paulinho en un centro del campo dibujado con un 4-4-2. André Gomes tiene opciones de sustituir al brasileño si Valverde quiere controlar el carril zurdo del Chelsea. El portugués ha sido titular este curso con esa misión en estadios como el Wanda Metropolitano, San Mamés, Anoeta o Mestalla. Y más improbable parece un 4-3-3 con Dembélé, aunque sería una declaración de intenciones: ir a por el partido.

Antonio Conté no podrá contar salvo sorpresa con uno de sus centrocampistas más utilizados: Bakayoko, lesionado como David Luiz, que contaba menos. Pero recupera a Marcos Alonso tras una leve lesión y medita si alinear de titular a Morata, quien, tras un mes de baja por molestias en la espalda, sólo ha disputado un par de ratos en los dos últimos partidos. Se espera que el técnico insista en el 3-5-2 con Hazard de crack y tres españoles de inicio como Azpilicueta, Cesc Fàbregas y Marcos Alonso. Pedro arrancaría en el banquillo.

El equipo inglés, muy lejos del Manchester City en la Premier y eliminado de la Copa de la Liga, se juega la temporada en la Liga de Campeones. Su inicio de 2018 fue catastrófico hasta el punto de que Conte estuvo en la cuerda floja. Pero dos victorias en casa ante rivales débiles (West Bromwich Albión en la Premier y Hull en la Cup, colista y un Segunda) han tranquilizado el ambiente.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos