Empate épico del Sevilla, que lo deja todo para Eslovenia

Los de Berizzo igualan en el descuento un choque que perdían 0-3 en el descanso y se jugarán su pase en la última jornada

LUIS F. GAGO SEVILLA.

Gran ambiente en el Sánchez-Pizjuán. El anfitrión preparó una fiesta para vivir un apasionante choque no solo sobre el césped, también en la grada. Era el partido en el que sevillistas y 'reds' se jugaban la clasificación para los octavos de final, prestigio y dinero mediante. No defraudó ni tan siquiera el inicio a las expectativas creadas. Tardó solo dos minutos el Liverpool en adelantarse. En un despiste de la defensa, Firmino adelantó a sus compañeros rematando solo en el segundo palo un saque de esquina. Error garrafal tanto de la marca al hombre como del portero.

No ayudó a la moral rojiblanca que en media hora el Liverpool se pusiera con un 0-3 aplastante, gracias a contras vertiginosas que dejaron en evidencia la pésima planificación de la dirección deportiva al no contar con centrales de garantías ni rápidos. Además, de un mal trabajo táctico desde el banquillo, una vez más.

Un Sevilla totalmente desbordado llegó al descanso cabizbajo mientras su público pedía que rodaran cabezas en ese mismo instante. Miradas hacia el palco pidiendo explicaciones por la humillación.

A la vuelta, el cuadro hispalense trató de recomponerse. Juntó líneas, los carrileros se preocuparon más de estar abajo que arriba y Mudo Vázquez sustituyó a N'Zonzi, tras uno de sus peores partidos como sevillista. Fue un cambio táctico mínimo pero efectivo. En 15 minutos, Ben Yedder obró lo que parecía imposible al finalizar la primera mitad. El 2-3 dio alas a un Sevilla renovado, distinto. El puesto de trabajo se lo salvó al argentino un compatriota, Pizarro, que en el descuento marcó el empate.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos